Home

Diario YA

Los polémicos viajes reales británicos al territorio de Gibraltar

Editorial: Soberanía Española en Gibraltar

Editorial.   El anunciado viaje del hijo menor de Isabel II, el príncipe Eduardo de Inglaterra y su esposa, Sophie Rhys-Jones a La Roca, ha reabierto una polémica que nos interesa a todos los españoles. Hablamos de la soberanía española en Gibraltar. A pesar de los infructuosos intentos del Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo por relativizar la visita o, cuanto menos, no polemizarla, las consecuencias son inevitables.

Pero es no se entiende la actitud británica, si se tiene en cuenta que la posición de España, sin entrar a valorar si debería ser mucho más contundente en este tema,  que a buen seguro que sí, lo cierto es que, cuanto menos, ha sido de protesta cuando un miembro de la Corona británica ha pisado Gibraltar. 
 
Ya en 1981, unos jóvenes Carlos y Diana de Inglaterra decidieron, con poco acierto,  incorporar este destino en su viaje de novios. Así, una vez conocidos estos planes, la Familia Real española se vio obligada a rechazar la invitación a la boda real en la Abadía de Westminster como señal de protesta.
 
Pero, sin ir tan lejos, hace solo tres años, en marzo de 2009, la Princesa Ana, única hija de la Reina de Inglaterra, decidió también visitar Gibraltar. Le correspondió a Ángel Lossada, Secretario de Estado de Asuntos Exteriores en ese momento, trasladar el malestar del Gobierno español causado con motivo de este viaje a la Embajadora británica en Madrid.
 
Y es que la permanencia en el tiempo de Gibraltar como colonia británica, no puede dejar de considerarse como una constante afrenta a nuestra soberanía española. Es un tema que para muchos españoles levanta ampollas.
 
Por ello, entendemos que, lo que la prensa británica califica de 'Desaire español', cuando se refiere a la decisión adoptada por la Reina Sofía de no acudir al homenaje realizado en su país a la reina Isabel II, con motivo del cumplimiento de 60 años en el trono, debería ser planteado de una manera más objetiva. O por lo menos, analizado con un mayor rigor profesional y con conocimiento de causa. 
 
Para desaires, los británicos. Como pone de relieve la decisión de elegir a la Banda de Música del Regimiento de Gibraltar para actuar en uno de los actos conmemorativos del  jubileo de Isabel II. Suma y sigue la lista de agravios a España con el sensible tema de Gibraltar. 

 

Etiquetas:Soberanía Española en Gibraltar