Home

Diario YA


 

Washington se retiró de su puesto de observador durante el último año de mandato de Bush por las críticas a Israel

EEUU anuncia su interés en volver al Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Redacción Madrid. 1 de abril.
El gobierno de Barack Obama anunció que Estados Unidos intentará reincorporarse al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), revirtiendo así la postura de su antecesor, George W. Bush, que se opuso a la creación de ese organismo.
 
"EE.UU. buscará este año un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU con el objetivo de trabajar para hacerlo un organismo más eficaz en la promoción y protección de los derechos humanos", según anunció la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en una declaración conjunta con la embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice.
 
"La decisión se alinea con la nueva era de compromiso del gobierno de Obama con las otras naciones para promover los intereses de seguridad estadounidenses", agrega la declaración. Washington se postulará para uno de los tres asientos vacantes del bloque llamado "Europa Occidental y Otros Estados".
 
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, saludó la decisión y dijo que es "un paso importante hacia un compromiso total con los derechos humanos".
 
En febrero de este año, el gobierno de Obama había dicho que EEUU asistiría a las reuniones del consejo como observador, después de que grupos de derechos humanos se quejaran de que se había mantenido al margen de las discusiones sobre la situación en China, Rusia y otros países que la misma Casa Blanca había criticado en el pasado por supuestos abusos.
 
El presidente Obama parece estar atendiendo las exigencias que venían haciéndole grupos de derechos humanos, preocupados por el poder que tienen dentro del consejo algunos países con cuestionable historial en la materia.
 
El consejo, que tiene por objetivo promover los derechos humanos en el mundo, está conformado por 47 miembros de la ONU que sirven por un término de tres años. La próxima elección será el 15 de mayo en la Asamblea General en Nueva York.
 
El organismo fue creado en 2006 para reemplazar a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, desacreditada en el mundo por ser considerada ineficaz y politizada. Sin embargo, el actual consejo recibe el mismo tipo de críticas.
 
El gobierno de Bush votó en contra de su creación, nunca buscó un asiento dentro del mismo y se retiró de su puesto de observador en junio de 2008, tras rechazar sus críticas hacia Israel y su "negación" a denunciar los abusos en Sudán y en otras partes del mundo.
 

La decisión del gobierno de Obama es un paso más en el desmantelamiento de la política exterior del ex presidente Bush, que cuestionaba el trabajo supuestamente parcializado de las instancias multilaterales. Pero un problema potencial para Washington, como miembro pleno de la institución, será cómo manejar las frecuentes investigaciones y condenas que allí se promueven contra su socio Israel. 

Etiquetas:EEUUONU