Home

Diario YA


 

El Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START) expira el año próximo

EEUU y Rusia negocian la ampliación del START


Redacción Madrid. 21 de noviembre.

Estados Unidos y Rusia concluyeron hoy las conversaciones sobre un nuevo acuerdo sobre armas nucleares que sustituya al actual Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START, por sus siglas en inglés) de 1991, sin tomar una decisión sobre la extensión del acuerdo, que expira a finales de 2009, según una declaración estadounidense.

   También participaron en las discusiones en Ginebra representantes de las ex repúblicas soviéticas de Bielorrusia, Kazajistán y Ucrania, donde bajo este tratado se retiró el armamento de la época soviética, junto a expertos técnicos.

   "La partes desean subrayar que no era un requerimiento del tratado tomar la decisión para extender el tratado en esta reunión", reza el comunicado de Estados Unidos emitido al término de la última sesión de las conversaciones, que han durado una semana.

   Los representantes de los cinco países participantes "seguirán considerando la cuestión y apuntan que se puede tomar una decisión hasta que expire el acuerdo, el 5 de diciembre de 2009", añade la nota, que no anuncia ninguna fecha para una próxima reunión.

   START fue el primer tratado destinado a reducir las armas estratégicas de las superpotencias. Sus provisiones establecen que las conversaciones sobre un acuerdo sustituto tienen que iniciarse al menos un año antes de que expire el pacto original.

   Washington envió a Moscú una propuesta el mes pasado para dar continuación al tratado, alcanzado tras una década de negociación en tiempos de la guerra fría. Moscú respondió a Washington que estaría dispuesto a considerar su propuesta para una nueva versión del pacto, cuya implementación supervisa una comisión conjunta.

   Según analistas, ante la salida en los próximos meses del presidente estadounidense, George W. Bush, de la Casa Blanca, es probable que las decisiones importantes recaigan sobre su sucesor, Barack Obama.  

   Las conversaciones de Ginebra deberían ayudar a la Administración saliente a entregar a la nueva Administración Obama una descripción detallada del estado de las negociaciones, consideraron.

   Obama ha manifestado su intención de buscar reducciones reales y verificables de los arsenales nucleares de Estados Unidos y Rusia y de ampliar las provisiones de monitorización y verificación del START. Estados Unidos y Rusia anunciaron en 2001 que habían cumplido el requerimiento del pacto de desplegar un máximo de 6.000 cabezas nucleares cada uno.

 

Etiquetas:EEUURusia