Home

Diario YA

" Por la Unidad y Dignidad de España "

El éxito del 18N está en que España Responde y no en sectarismos internos o logias locales

Daniel Ponce Alegre.
Delegado para Levante.

Con este tercer y último artículo, complemento a los dos anteriores escritos en lo que llevamos de mes de noviembre y antes de la Manifestación que el próximo domingo día 18 se celebrará en Valencia, pretendemos desde el Diario Ya aportar un análisis realista y mostrar a los organizadores de las próximas manifestaciones " Por la Unidad y Dignidad de España " algunos de los problemas y zancadillas con las que se encontrarán en el camino, y que son las que han aparecido, y siguen apareciendo a día de hoy, en el proceso organizativo de la Manifestación en Valencia.
En primer lugar, se producen " carreras y enfrentamientos " a la hora de determinar la estructura básica mediante la cual se organicen, distribuyan y supervisen las diferentes tareas necesarias para el resultado final de la Manifestación ( en el caso de la del 18N alcanzar o superar las 100.000 personas ).
Tareas como la gestión de las redes sociales, medios de comunicación, publicidad y entrevistas, logística de medios de transporte, folletos y pancartas, y la seguridad interna que garantice el respeto a las normas acordadas para la manifestación ( en el caso de esta manifestación que sólo se muestren banderas de España y regionales valencianas oficiales ) son como " tronos " para algunos de visión cortoplacista y sectarios que han de ser ocupados para controlar y rentabilizar el proceso que logre, más que los propósitos acordados y de mayor beneficio para España y el interés general, los suyos propios, de partido regional e incluso de logia masónica. El impedir y equilibrar este hecho mediante profesionales externos objetivos y con una visión amplia del interés general por España es la vía para neutralizar estas tretas y ardides malintencionados que buscan mantener la divisón.
En segundo lugar, hay un factor más difícil de impedir que se produzca pero no es imposible neutralizar que alcance sus objetivos. La infiltración en los grupos de redes sociales: whatsapp, facebook, tweeter de agentes provocadores de divisiones y enfrentamientos partidistas o sectarios es muy complicado evitar, y más si lo que se quiere es llegar al máximo nivel de publicidad del evento. Por lo que la solución no es hacer grupos cerrados con muy pocos administradores sino grupos muy abiertos siendo todos administradores, con uno o dos capacitados a expulsar a otro y con los supuestos para ello muy claros: nada de partidismos, sectas o logias regionales. Lo cual no quiere decir que no se pueda aportar ideas e incluso pensamientos políticos que enriquezcan sino que no se debe hablar de partidos concretos, personalismos o intereses locales, pues el único interés es:
La Unidad y Dignidad de España y de la Hispanidad por encima de intereses propios y de influencias externas internacionales del NOM (  http://www.diarioya.es/content/a-trav%C3%A9s-de-ciudadanos-el-club-bilde... ).
El tercer y último peligro al éxito está en el mismo Día de la Manifestación. No me refiero claramente a las cuestiones relativas a la Seguridad Ciudadana que son competencia de los los equipos de la UIP del Cuerpo Nacional de Policía con las colaboración de las policías locales sino a aquellos agentes provocadores que de la misma manera que otros actúan boicoteando los grupos de redes sociales y minando la unidad y confianza entre ellos, también causan daños en la imagen y prestigio de la manifestación vinculándola a otras actividades un día antes o algunos días después que les rentabilicen sus proyectos e intereses, y les permitan consolidar una posición regional y sectaria al amparo y por el efecto de la Manifestación mayor convocada por José Manuel Opazo, y con el apoyo de Javier Codorniu e Inmaculada Porcar excelentes patriotas y grandes profesionales abnegados. Es imposible el control total de una manifestación de este tipo pero sí contar con medios y personas externas no contaminadas por sectarismos o por buscar intereses sectarios de partido, asociación de entidades locales o logia.
Como conclusión, y tal como dije al principio, este es el último artículo antes de la Manifestación del 18N y pretende ser a su vez no sólo una guía de asesoramiento al éxito de esta manifestación sino a la que, Dios mediante, se producirá el próximo día 1D en Madrid para la que este artículo puede, humildemente, ser muy útil. Así como otros próximos, si se estima oportuno, lo serán.