Home

Diario YA

El auge de los microcréditos en la actualidad

Todos hemos escuchado hablar de la importancia que tienen las agencias de préstamos que trabajan online, en la actualidad, muchos de nosotros, de hecho, ya habremos recurrido a ellas y comprobado su importancia en alguna que otra ocasión, bien para solucionar algún tipo de emergencia que necesitaba de dinero urgente, bien para darnos algún capricho y devolver el dinero en cómodos plazos. La realidad, por un motivo o por otro, es que en los últimos años se ha producido un auge en la demanda de microcreditos a nivel mundial.

El concepto de microcrédito se asocia a una cantidad de dinero pequeña que los ciudadanos piden por diferentes motivos, desde un gasto médico inesperado hasta un viaje familiar. Son cantidades no muy elevadas pero que bien sirven para salir de algún apuro, para llenar la nevera en un momento puntual de necesidad, pagar los servicios básicos de luz, agua y gas o, como decimos, para que la familia tengo unos días de descanso y recreo…  

Simplemente con hacer una búsqueda en Google, o en cualquier otro buscador, te darás cuenta de que hay infinidad de agencias que ofrecen microcréditos online, rápidos y sin mucho papeleo ni muchas exigencias.

Una de las bazas que mejor venden a estas agencias y que los ciudadanos más demandan es la aprobación inmediata del crédito y que la mayoría ofrece en 20 minutos desde que se aprueba la financiación.

¿Cómo funcionan las agencias de préstamos online?
Para acceder a un microcrédito deberás realizar una solicitud en una de las muchas páginas que encontrarás en internet, y para ello tendrás que rellenar un formulario con alguna información de carácter personal y otra información relevante para la concesión del préstamo.

Según tus circunstancias personales, podrás optar a unos préstamos u otros, ten en cuenta que algunos, por ejemplo, te aceptan, aunque estés incluido en alguna lista de morosos, si tienes ingresos fijos y, otros, por ejemplo, te admiten aún sin contar con nómina ni aval.

Así que deberás hacer una valoración inicial de aquellas agencias prestamistas a las que puedes optar y, entre ellas, solicitar el préstamo en la que te ofrezca mejores condiciones, tales como un interés más bajo o un número de plazos que estés seguro que podrás devolver el dinero concedido.

Pero, sobre todo, es muy importante que a la hora de rellenar el formulario solo aportes información veraz, ya que estas agencias hacen comprobaciones para ver que la información es cierta y ante cualquier información falsa te denegarán el préstamo de inmediato.

En el caso de que tu crédito sea aprobado, tendrás el dinero desde unos minutos en tu cuenta hasta unas pocas horas, pues la rapidez es lo que caracteriza a este tipo de financieras y lo que hace que sean tan populares en la actualidad, en un mundo en el que todas las operaciones han de realizarse con prontitud. Otra de las ventajas es que no necesitas cambiar de banco, el dinero será ingresado en la cuenta que tú decidas.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de pedir un microcrédito?
Si estás interesado en pedir un microcrédito, como ya hemos comentado lo más importante es comprobar que se cumplen con las exigencias de la agencia prestamista, pues cada una de ellas tiene sus propias reglas a la hora de aprobar o rechazar tu solicitud. Como norma general exigen ser mayor de edad y tener una cuenta bancaria.  

Las cantidades a las que podrás optar también variarán de una entidad a otra. Es fundamental antes de solicitar el crédito que evalúes con detenimiento tu situación económica actual y que te asegures de que serás capaz de hacer frente a los pagos de los plazos estipulados para que los intereses no se disparen. Si tienes dudas de si vas a poder hacer frente a los pagos, siempre será mejor que optes por una cantidad menor que estés seguro que vas a poder devolver.

Así mismo, debes estudiar con detenimiento cuántas cuotas vas a elegir para pagar el crédito. Si bien es cierto que este tipo de préstamos suelen tener un interés más alto que los tradicionales y que dependerá en gran medida del número de cuotas que elijas, no es menos cierto que si coges pocos plazos para pagarlo rápidamente y finalmente fallas en los plazos el costo por intereses por demora serán mayores.

Sobre cuándo debes pedir un microcrédito los profesionales recomiendan solicitar cantidades pequeñas y solo cuando realmente se necesita, pues es alto el compromiso que se adquiere. Sin embargo, si tienes la seguridad de que vas a poder devolverlo, no hay nada de malo en solicitarlo para darte algún capricho, para ti o para tu pareja o tu familia, para hacer ese viaje soñado y para el que nunca ahorráis el dinero necesario o tardarías demasiado y la sorpresa es para determinada fecha.

Como cada vez son más las empresas que ofertan este tipo de microcréditos en internet a medida que aumenta su popularidad a nivel mundial, lo mejor que puedes hacer es hacer una buena búsqueda para encontrar aquel de total confianza y que te ofrezca buenas tarifas y plazos cómodos de amortización, la fuerte competencia lo permite.