Home

Diario YA

El comercio electrónico, más allá de las compras y las ventas

El intercambio comercial a través de Internet representa uno de los bastiones de la economía digital. El comercio electrónico se expande cada vez más en un mundo globalizado dejando millones de euros en ganancias.
Para muchos usuarios, el e-commerce es el método de compra preferido, ya que lo pueden hacer desde la comodidad de su hogar o en la oficina. Las cifras hablan por sí solas.
En España, por ejemplo, la facturación por este concepto ha alcanzado los 22.000 millones de euros, según datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).
Otro ejemplo a citar puede ser el de México. Durante los primeros 9 meses del 2017, fueron registradas más de 118 millones de compras en la nación azteca. La cifra superó por un amplio margen los registros alcanzados durante todo el 2016, cuando se efectuaron unas 82,4 millones de compras autorizadas.

Nuevos modelos y estrategias
El comercio electrónico ha revolucionado los sistemas de compra tradicionales en las tiendas físicas. No hay que hacer colas para pagar y la compra está garantizada. Constantemente se introducen estrategias, técnicas y nuevos modelos en un esfuerzo por optimizar las compras y mejorar las experiencias de los usuarios.
Los expertos en el área afirman que durante el 2018 se consolidarán los pagos con la cara y la humanización de las compras y las ventas. Otro punto a considerar es el impacto que han tenido los dispositivos móviles en el comercio por Internet.
El uso de los teléfonos inteligentes sigue desplazando a los ordenadores y a las tabletas. No solo se trata de una cuestión de tráfico web, se trata de que las personas están comprando más a través de su smartphone que por cualquier otro dispositivo.
El crecimiento ha sido impulsado por las propias marcas y empresas, que han entendido que los portales con diseño responsive son los que seguirán llevando la delantera. Las páginas que no cumplan con esta preferencia de los usuarios tendrán ventas más bajas.
Estimaciones de diversas agencias consultoras confirman esta tendencia y han constatado que el 50% de los beneficios económicos del e-commerce procederán de los smartphones.
Según el grupo de inversión Goldman Sachs, que es uno de los más grandes del mundo, los beneficios globales por las ventas online tendrán un volumen de negocio que superará los 600.000 millones de euros.
Aquellas empresas que pretendan una porción de este pastel deberán apostar por el diseño responsive, o desarrollar una aplicación propia que les facilite las compras a los potenciales clientes.
También hay que tener en cuenta la inversión que debe realizarse en cuanto al hosting, ya que es uno de los pilares que mantiene a la red en movimiento.
Sobre este punto, los especialistas de Tropical Server, una empresa con más de 15 años de experiencia en brindar soluciones de hosting profesional y planes de alojamiento, explican a través de su página tropicalserver.com que los servidores deben estar optimizados según la necesidad del proyecto digital.
Los profesionales afirman en la web de TropicalServer que una de sus especialidades es el hosting para CMS, entre los que se incluyen WordPress, Joomla, Moodle y Prestashop.

Mayor inversión
Según el Foro de Economía Digital, el 2018 será un nuevo año de crecimiento del comercio electrónico, con lo que se incrementará el hábito de la compra online. De hecho, se estima que las empresas aumentarán los recursos destinados a los departamentos de venta online.
Pérdidas de entre un 20% y un 30%, del volumen total de sus ventas, es lo que podrían experimentar las empresas que aún no cuentan con una web móvil. Una de las tendencias que se verá en 2018 serán las ventas multicanal y el llamado showrooming.
El panorama se adivina aún mejor para todas las marcas que se dedican a la comercialización de ropa, calzado, accesorios de moda y a las de productos electrónicos. Les seguirán de cerca las empresas que ofrecen viajes, gafas de sol y descargas.
El objetivo principal es poner las cosas fáciles a los usuarios a la hora de acceder al portal de la tienda online. Todo consumidor desea que la compra sea lo más simple posible.
Para ello, las empresas disponen de ciertos mecanismos para escuchar sus opiniones y, a la vez, ayudar en sus solicitudes. Se trata de los sellos de confianza o garantía en Internet, chats de ayuda online y las herramientas de valoración.
Cada marca o compañía debe identificar cuáles son los aspectos a atender para impulsar la comercialización de sus productos o servicios en la red. La buena atención al cliente y ofrecer respuestas oportunas siempre son estrategias que suman puntos.
El comercio online es un campo competitivo, en el que los más atentos son los que darán en el blanco.