Home

Diario YA


 

entrevista a pío moa, en exclusiva, en diario ya

"El espíritu de la cheka persiste en la izquierda"

Rafael Nieto. 5 de octubre. Volvemos a hablar de memoria histórica en Diario YA porque consideramos que este Gobierno, que no tenía por qué mover asuntos que estaban bien enterrados, ha protagonizado un acto lamentable de manipulación histórica al servicio de sus intereses de partido. En nuestra determinación por mostrar la verdad de lo ocurrido con entrevistas a los mejores historiadores y periodistas de España, hoy abrimos nuestras páginas al historiador y escritor Pío Moa. 

 El título de su último libro es suficientemente elocuente: falacias de la izquierda, silencios de la derecha. ¿Tenemos bipartidismo para rato, o puede surgir un tercer partido serio que no caiga en los errores que llevan cometiendo el PSOE y el PP desde hace 30 años?

Parecía haber un bipartidismo con UCD y ya vimos lo que pasó.  Hay dos opciones, una regeneración del PP o un nuevo partido. Pero observo que hay mucho descontento, y muy pocas soluciones claras.

¿Cómo se explica que las mentiras burdas de los socialistas puedan tener tanta aceptación en la sociedad española?, ¿piensa usted que España tiene remedio?

Los socialistas han contado con dos ventajas: unos medios mayoritariamente adictos o de simple basura que cumplen el mismo papel, y una seudo oposición, la de Rajoy, que, en lugar de ser un dique contra la involución política que vivimos, se ha sumado a la marea involucionista. Esto complica en extremo la situación, pero confío en que la sociedad vaya reaccionando.

De ZP ya sabemos que no da más de sí…, pero ¿qué opina de Rajoy?, ¿realmente su problema es la falta de carácter, o lo que tiene es básicamente un desconocimiento profundo de cómo es su electorado?

Rajoy es el clásico pastelero sin principios, de la misma madera que Zapo, aunque menos espabilado, que busca un electorado dispuesto a vender sus derechos por un plato de lentejas o de gambas. Sin Rajoy, Zapo y los separatistas no habrían llegado tan lejos.

Usted ha estudiado como pocos la Guerra Civil y la Segunda República, sus libros son muy leídos y comentados, tanto que incluso han escrito libros que se dedican a ponerle a Vd. verde…, ¿tan caro resulta en los tiempos actuales ir contra lo políticamente correcto?, ¿es posible resistir ese asedio, ese acoso y derribo?

Hoy por hoy es perfectamente posible, porque no veo que todavía fusilen al discrepante. Pero mucha gente descontenta parece temer que la vayan a llevar al paredón por decir lo que piensa, y obra con un miedo indecente. Ese espíritu miedoso y acomodativio sí puede llevarnos a una situación mucho más dura.

Pío Moa, sobre la aparición de diarioya.es: "Lo espero y lo deseo, porque hace falta una mayor pluralidad. Los huecos no existen, os los abriréis si hacéis buen periodismo, como estoy seguro de que lo haréis"

Otra de las cosas que siempre se comenta sobre Vd. es su evolución ideológica, ¿usted entiende esas críticas?, ¿por qué el inmovilismo es bueno y la evolución mala, si lo que se pregona normalmente en el discurso “progre” es exactamente lo contrario?

La evolución puede ser buena o mala, depende de su sentido. Hace unos años  aquí el marxismo gozaba de enorme prestigio, y su derrumbe causó una inmensa sorpresa. Pero el marxismo hispano siempre fue muy pedestre, y al caer el muro de Berlín casi nadie hizo aquí el necesario análisis. Simplemente dejaron de ser marxistas, y pronto pasaron a adoptar una serie de sucedáneos baratos de aquella ideología. Por mi parte me esforcé en analizar la causa de aquel derrumbe, y luego mis estudios de historia completaron la crítica. Pero desgraciadamente soy más bien una excepción, y de ahí la furia con que se me ataca, una furia intelectualmente irrisoria, pero en otros aspectos peligrosa, porque me boicotean y censuran constantemente y hasta han querido meterme en la cárcel, porque el espíritu de la cheka persiste en la izquierda, atenuado o disimulado, pero reconocible.

¿Usted tiene alguna esperanza de que en este país se pase página de la dictadura de Franco, que coincidirá conmigo en que emponzoña la política del día a día?, ¿qué explicación tiene que un conflicto civil ocurrido hace 70 años pueda seguir despertando tantas pasiones, de uno y otro lado?

No hay por qué pasar página ni de la guerra civil, que impidió la revolución y abrió el mayor período de paz en la España contemporánea y finalmente desembocó en la democracia. Democracia que atacan precisamente los antifranquistas. No olvidemos que en ello están unidos De Juana Chaos, Zapatero, Ibarreche, Carod y compañía. Su ataque al franquismo es un modo de atacar a la democracia. Todo va mezclado demagógicamente. Clarificar ese pasado tiene la mayor importancia, para evitar la confusión y con ella apasionamientos excesivos.

Hace unos días un señor contaba en la radio que, leyendo cierto libro por la calle en Barcelona, un grupo de vándalos le habían insultado y casi amenazado…Se está llegando a un punto en el que ya ni siquiera se puede leer nada que no vaya en la línea que marca la progresía imperante…¿Esto es lógico en sociedades maduras democráticamente?

Evidentemente, si no se resiste, se irá a peor. Yo sé de gente que forra mis libros cuando los lee en un sitio público. O por poner otro ejemplo, cuando Dávila me llevó a TV2, se desató una campaña de amedrentamiento  que, efectivamente amedrentó a muchos amedrentables. La culpa mayor no es la de los matones, sino la de los que ceden ante ellos, porque entonces el ambiente se vuelve irrespirable.

¿Piensa usted que quedan aún cosas por publicar sobre la Guerra Civil y la Segunda República, o puede decirse que ese “filón” está ya agotado?

Siempre quedan mil cuestiones y aspectos interesantes por investigar, pero, por lo que a mí concierne, la cuestión clave es la de por qué y cómo se produjo la guerra civil. Creo haber contribuido a aclarar definitivamente esta cuestión, la virulencia e inanidad intelectual de las reacciones suscitadas  confirman que he estado esencialmente acertado, y las viejas teorías pueden darse por definitivamente  liquidadas intelectualmente. Falta popularizar ampliamente la interpretación acorde con los hechos, y es una labor muy importante,  porque una visión falsa del pasado, como la que hoy predomina, solo sirve para envenenar el presente y el futuro.

Déjeme que le felicite por su anterior libro, “Años de Hierro”, que me ha parecido realmente magnífico…, esa etapa, del ´39 al ´45, ha sido inexplicablemente ignorada por muchos historiadores, cuando pienso que es muy importante para comprender cosas que han ocurrido después, ¿no?

Es tan importante como la guerra civil, porque España evitó entrar en la contienda mundial. De haber entrado, los Aliados occidentales  habrían tenido muchos más problemas para ganar, si es que hubieran ganado, y España habría entrado, probablemente, en una nueva espiral de conflictos internos, aparte de los sacrificios  y destrucciones, seguramente muy superiores a los de la guerra civil. Otra consecuencia, más lejana, es que nosotros nos debemos nuestra democracia, aunque cada día esté más estropeada, nos la debemos a nosotros mismos, mientras que casi todo el resto de Europa occidental se la debe a Usa.

Por último, ¿qué le parece la iniciativa de volver a recuperar el histórico Diario YA en Internet?, ¿piensa que hay un hueco para nosotros en el periodismo español de hoy?

Lo espero y lo deseo, porque hace falta una mayor pluralidad. Los huecos no existen, os los abriréis si hacéis buen periodismo, como estoy seguro de que lo haréis.

 

 

Etiquetas:memoria histórica