Home

Diario YA


 

las autonomías que no estén de acuerdo con el nuevo sistema de financiación podrán descolgarse y mantener el actual

El Gobierno revisa al alza el déficit para 2010 hasta el 8,4%

Redacción Madrid. 17 de junio. El Gobierno ha tardado sólo cinco días en revisar al alza su última previsión de déficit para el próximo año, presentada el pasado viernes. El déficit del conjunto de administraciones públicas no se situará en el 7,9% del Producto Interior Bruto (PIB), sino en el 8,4%. La razón es que el Ejecutivo ha decidido elevar la previsión de déficit de las Comunidades Autónomas desde el 2% al 2,5% a la vista de la grave crisis económica.
 
La decisión fue adoptada por la mayoría del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) a pesar de la oposición de las Comunidades del PP y de Ceuta y Melilla, que consideran que supone un mensaje erróneo autorizar un mayor endeudamiento de las administraciones públicas cuando "todo el mundo se está apretando el cinturón".
 
La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, quien recordó que el objetivo de estabilidad se aprobará en el consejo de ministros de este viernes y la cifra concreta para cada Comunidad Autónoma se determinará en el plazo de un mes, admitió que fueron las Comunidades gobernadas por el PP las que se opusieron a que el límite de déficit para las Autonomías superara el 1%, al entender que hay que hacer un "mayor esfuerzo de austeridad", mientras que otras, como Cataluña, Andalucía o Extremadura, gobernadas por el PSOE, defendieron la necesidad de situar el déficit por encima del 2% previsto dado el incremento del gasto al que deben hacer frente en la actual coyuntura de crisis.
 
El resultado es que la previsión de déficit anunciada el viernes por el Ejecutivo se ha quedado ya obsoleta, aunque no impedirá que se cumpla el objetivo de situar los números rojos en el 3% para 2012, cumpliendo con los compromisos adoptados con Bruselas.
 
Por lo pronto, en 2011 la previsión de déficit de las Autonomías se mantiene en el 1,7%, mientras que para 2012, continua en el 1,3% previsto. Las cifras para el Estado son mucho más elevadas y responden, según Salgado, a que el Gobierno tiene que hacer frente a importantes partidas de gasto, como el pago de las prestaciones por desempleo, que el pasado viernes obligaron a la aprobación de un crédito extraordinario de 17.000 millones de euros.
 
Salgado, quien insistió en la necesidad de continuar con una política de estímulo fiscal "aunque reducido" que se irá retirando cuando la economía vaya recuperándose, tuvo que escuchar las quejas de algunas Comunidades Autónomas, como Valencia o Madrid, que afirmaron que no se puede conocer el objetivo de déficit antes de saber los ingresos que recibirán con el nuevo modelo de financiación.
 
Salgado aseguró que, tanto el Estado como las Autonomías tienen de plazo hasta fin de año para elaborar sus presupuestos, periodo en el que se debería contar con "mas certidumbre" sobre el nuevo modelo, que será debatido en el CPFF antes del 15 de julio.
 
DESCUELGUE EN FINANCIACION
 
Salgado, admitió que si hay Autonomías que no están de acuerdo con el nuevo modelo de financiación, podrán descolgarse del mismo y mantener el actual, algo que ya ha pasado con anterioridad, en referencia a la decisión de las autonomías socialistas de descolgarse del anterior modelo diseñado por el Gobierno del PP. La vicepresidenta segunda afirmó que, una vez que se llegue a un acuerdo sobre el nuevo modelo por la mayoría del CPFF, deberá articularse como proyecto de Ley en el Parlamento y si es aprobado, las Autonomías podrán decidir entonces si se suman o no. Lo que no tienen es capacidad de vetar el modelo si son minoría.
 
Salgado, quien negó que algunos de los consejeros se hubieran quejado por las declaraciones realizadas la vispera por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien aseguró que Cataluña recibiría más financiación per capita que la media con el nuevo modelo, afirmó que el CPFF se reunirá antes del 15 de julio aunque no haya acuerdo con todas las Comunidades Autónomas. No obstante, se mostró confiada en que pueda ser aprobada por todas, ya que refleja mejor la dinámica de la población e incluye revisiones periódicas.
 

Salgado se refirió también a la cuantía adicional del nuevo sistema, par afirmar que no está fijada en los 9.000 millones de euros que estableció como umbral hace unos días. Según la vicepresidenta, sólo ha afirmado que el déficit del Estado para este año, del 8,1%, incluye la anualidad correspondiente a 2009 partiendo de una cifra adicional del modelo financiación de 9.000 millones. 

Etiquetas:crisis economicafinanciación autonómica