Home

Diario YA

El Gobierno se inventa otra polémica sobre memoria histórica

   El presidente del Congreso, José Bono, va a mantener expuestos en la Cámara los cuadros de los tres presidentes de las Cortes franquistas, cuya retirada le han reclamado tanto el PNV como ICV. Eso sí, ha decidido "hacer constar" que Esteban Bilbao, Antonio Iturmendi y Alejandro Rodríguez Valcárcel, cuyos retratos cuelgan de las paredes del Palacio de la Carrera de San Jerónimo junto a los de otros presidentes democráticos, ejercieron ese cargo durante la dictadura de Francisco Franco.

   Según explicó el propio Bono a Europa Press, ha tomado esta decisión porque está convencido de que hay que ser "respetuosos" con la Historia de España "y no falsearla". "Por eso no podemos negar que ha habido una etapa no democrática, dictatorial que a todos nos ha afectado y en la que no ha habido libertad", argumenta.

   En opinión de Bono, el dato de que Bilbao, Iturmendi y Rodríguez Valcárcel dirigieron los debates en las Cortes bajo gobierno del dictador "debe destacarse". "Yo quiero que se resalte para que nadie se llame a engaño cuando visite el Congreso, por eso se hará constar de algún modo los periodos no democráticos por los que ha atravesado nuestro país", explica Bono.

   Para el presidente del Congreso, "no se trata de hacer un juicio moral de estas personas, sino de fijar las etapas no democráticas" de la historia española". "Así creo que respetaremos la historia en todas sus acepciones", concluye Bono.

RECABARA INFORMACIÓN SOBRE EL MUSEO SUAREZ

   Por otra parte, el presidente del Congreso asegura que la Mesa del Congreso se informará "con todo detalle" antes de tomar una decisión sobre si presta fondos al Museo Adolfo Suárez y la Transición, un proyecto que lidera el alcalde de Cebreros, el 'popular' Angel Luis Alonso Muñoz, y que no respaldan los concejales socialistas de este municipio.

   Pedro Muñoz, diputado del PSOE por Avila y concejal socialista de Cebreros, localidad natal del ex presidente del Gobierno ha remitido un escrito al órgano de gobierno de la Cámara alertándole para que no colabore con el futuro museo. Muñoz, quien fue alcalde del pueblo por el CDS entre entre 1987 y 1993, denuncia que el proyecto va a construirse en zona y acusa al actual regidor de "aprovecharse" de la enfermedad del ex presidente para impulsar un proyecto "sectario" y sacar "rédito político".

   "Antes de tomar una decisión definitiva, la Mesa del Congreso tiene que informarse con todo detalle de las distintas posiciones", explica Bono, quien asegura que "lo último que desearía" es que la imagen de Suárez "quedara perjudicada por un debate que no está relacionado con su persona, sino que tiene un origen y probablemente un contenido alejado de su figura histórica".

Etiquetas:memoria histórica