Home

Diario YA


 

campaña de imagen

El Gobierno se mueve, pero sin concretar nada

Redacción Madrid. 13 de abril.

Que no haya ninguna duda de que el nuevo "equipo" trabaja a pleno rendimiento para combatir la crisis.Ese es el objetivo del Gobierno. Y para ello, a la vuelta de las vacaciones de Semana Santa, más reuniones ministeriales. A primera hora de la mañana el presidente del Gobierno citó a los tres vicepresidentes -De la Vega, Chaves y Salgado- para una reunión que terminó siendo una declaración de intenciones y en la que no se anunciaron novedades para frenar el declive económico.

El Gobierno, en ese encuentro entre los máximos responsables gubernamentales, acordó "acortar los plazos" para implantar las medidas previstas contra la crisis económica y dar un impulso "definitivo" al nuevo modelo de financiación autonómica.

En la reunión, que apenas duró 30 minutos, no se pudo poner fecha a la esperada reforma de la financiación económica. El comunicado, no hubo rueda de prensa posterior, explica que el encuentro sirvió para que los primeras espadas del Gobierno abordaran las próximas líneas de actuación después de la remodelación ministerial anunciada por el presidente del Gobierno el pasado martes.

En la reunión en Moncloa también se repasaron las entrevistas que la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado ha mantenido durante los días festivos con los titulares de Fomento, José Blanco, Industria, Miguel Sebastián, Defensa, Carme Chacón, así como con el vicepresidente tercero y ministro de Política Territoria, Manuel Chaves.

DIALOGO SOCIAL

Hasta siete reuniones ha mantenido la nueva ministra de Economía y vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado en los últimos días. Aunque de ninguna de ellas ha informado en rueda de prensa.

El último encuentro de Salgado justo después de terminar su reunión con Zapatero, con el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho. En esta reunión coincidieron en señalar la necesidad de continuar avanzando en el diálogo social, ya que éste "es una de las herramientas fundamentales para la reactivación de la economía y la superación de la crisis".

Salgado y Corbacho reiteraron que la prioridad del Gobierno es "evitar la destrucción de empleo y adoptar medidas que contribuyan a la creación de puestos de trabajo".

La reactivación de las negociaciones con los sindicatos y la patronal CEOE se convierte así en el primer objetivo en materia laboral y el Gobierno se plantea alargar el subsidio o flexibilizar las condiciones para acceder a él, medidas ya propuestas por los sindicatos hace meses, como la de reforzar la inversión en formación laboral. De momento, la ministra de Economía se reunirá esta semana con los agentes sociales para buscar soluciones.

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín secundó las buenas intenciones del Gobierno. Pajín, en la rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo aseguró que el nuevo Gobierno está pensando para mirar "hacia delante" y "pensando en afrontar, mucho mejor, la fase de concertación de esfuerzos para la recuperación económica".

La dirigente socialista explicó que Zapatero ha marcado una línea clara de trabajo para el Gobierno con "una estrategia integral para la recuperación de la economía y del empleo", como "eje que dé un mismo sentido a toda la acción del Gobierno". Pajín hasta empleó un símil futbolístico al ilustrar que la remodelación gubernamental es un nuevo equipo para adaptarse a un nuevo partido.

"PAGINA EN BLANCO"

Por su parte, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, afirmó, en referencia al nuevo Gobierno de Zapatero, que "da la impresión de que Zapatero quiere convertir la vicepresidencia económica del Gobierno -que dirige Salgado- en una suerte de secretaría de Estado a sus órdenes".

"La trayectoria económica de la nueva titular del departamento es, lisa y llanamente, una página en blanco tal y como todo el mundo sabe y ha reflejado la prensa nacional e internacional hasta la saciedad. Esta decisión no parece la mejor para recuperar la confianza en una etapa de crisis como la que estamos viviendo.

Parece que el señor Zapatero quiere llevarlo todo", dijo.

Rajoy, que compareció con motivo del primer aniversario del segundo Gobierno de Zapatero, presentó un amplio paquete de medidas estructurales, "un plan que pretende ayudar a España y a los españoles a afrontar la crisis". "Un plan anticrisis completo y global contra la parálisis del Gobierno de España, una alternativa completa a la nada y un plan abierto al diálogo con todos",según explicó tras la reunión del Comité de Dirección de su partido.

 

Etiquetas:crisis de Gobiernocrisis economica