Home

Diario YA

El Gobierno vasco critica las detenciones ordenadas por Garzón

El consejero vasco de Justicia, Joseba Azkarraga, consideró hoy que con las detenciones de empresarios vascos, acusados de presuntamente pagar el impuesto revolucionario a ETA, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón "está haciendo un flaco favor a la justicia" y añadió que "no se puede permitir" que las "ansias de notoriedad" del magistrado "estén perjudicando" a personas que en caso de haber realizado el citado pago "nunca lo habrán hecho de manera voluntaria".

   Azkarraga realizó estas declaraciones en San Sebastián, tras inaugurar el Congreso de Informática en la Administración de Justicia 'Hacia el Expediente Electrónico Judicial', celebrado en el parque tecnológico de Miramón.

   El consejero de Justicia del Gobierno vasco consideró una "barbaridad" las últimas detenciones de empresarios vascos acusados de pagar el impuesto revolucionario, más cuando han sido ordenadas por "un juez más preocupado por su imagen personal y los medios de comunicación" que trata a los empresarios "como delincuentes" en lugar de como "las víctimas de un chantaje absolutamente despreciable".

   A su juicio, Garzón "está haciendo un flaco favor a la justicia y no se puede permitir que sus ansias de notoriedad estén perjudicando, como lo están haciendo, a hombres y mujeres, que hayan pagado o no el impuesto revolucionario, en todo caso, nunca lo habrán hecho de manera voluntaria".

   Azkarraga recordó que el Estado es el "garante de la integridad y seguridad de esas personas y no la garantiza", por ello, "lo menos que Garzón puede hacer es no sentarles también en el banquillo", porque, de ser así, "tendrían dos penas añadidas, la presión del impuesto, la presión de una organización terrorista y la presión del Estado, vía Garzón, para condenarles por un delito que no han cometido".

Etiquetas:nacionalimos