Home

Diario YA

El jamón, una exquisitez para el paladar

Comer y beber son placeres de los que muchos disfrutan y la región Ibérica es experta en ambos.
Si estamos con amigos o con familiares en alguna celebración, lo mejor es acompañarlo de un buen jamón, pero escogerlo no es fácil y por eso aquí hay algunos aspectos a tener en cuenta.

Tiempo de maduración
Tanto al vino como a los embutidos hay que tenerles paciencia, ya que es bien sabido que con el tiempo se ponen mejor. Por eso hay que tomar en cuenta el tiempo de maduración de un jamón y el tiempo de fermentación de un vino. También la forma en que fueron procesados es importante, y si han sido manipulados de manera artesanal, mucho mejor. Ten en cuenta que el tratamiento de los jamones conlleva un gran tiempo de preparación y es una tradición familiar pasada de generación en generación. De hecho, los mejores fabricantes de embutidos han aprendido las técnicas y secretos de hasta tres generaciones en más de siglo y medio.
Un aspecto que hoy en día se toma en cuenta es el tratamiento de los animales es su tiempo de vida, y aunque este no es un tipo de alimento consumido por vegetarianos o veganos, hay alimentos de cerdo como el Jamón de Los Pedroches, en los que el animal ha sido tratado de la mejor manera. Estos productores de embutidos mantienen a los animales en un amplio terreno de más de 800 hectáreas y con un ecosistema inmejorable como el de la Provincia de Córdoba.

¿Qué jamón es mejor?
Si se piensa en comprar algún embutido para una celebración especial, pero no se sabe cuál, es bueno hacer una bandeja con varios tipos y así todos pueden encontrar los que prefieran.

Respecto a la calidad y los precios, las opciones también son muchas. En el caso de los embutidos de calidad premium, el tratamiento que han tenido ha sido mucho más selecto y especializado, su producción ha sido 100% artesanal y eso se nota en la textura y el sabor, por esto su precio es mayor al que no ha tenido este tipo de cuidados. Pero si no quieres gastar mucho dinero y piensas en una reunión casual con amigos, un vino y una buena charla, también hay presentaciones más económicas y pensadas justo para ocasiones como esta.

Conservación de un jamón Ibérico
Muchas veces pasa que cuando se compra uno de estos embutidos no se llega consumir por completo, por ello para preservar su calidad, hay ciertas recomendaciones para que se mantenga con ese sabor tan particular.

1- La temperatura ideal de conservación es de entre 5°C y 22°C.
2- Si no se va a consumir de manera inmediata, lo recomendable es tenerlo en un lugar fresco y seco. Hay que recordar que este alimento es carnes seca y se les ha retirado una cantidad considerable de agua, por lo que si se llega exponer al agua perderá su textura.
3- Cubrir la pieza con su propia piel ayuda a que la carne no entre en contacto con el aire, esto porque su propia grasa ayuda a que se conserve mejor.

Beneficios nutricionales de los jamones ibéricos
Existe la creencia de que estos jamones son sólo grasa y que no conviene consumirlos, pero está comprobado que tiene un efecto beneficioso sobre la tensión arterial y el colesterol. También es alto en vitamina B1, B6 y B12 que son fundamentales en el correcto funcionamiento del sistema nervioso.
Para los que están llevando una dieta baja en grasa también es excelente, ya que por cada 100 gramos de jamón ibérico de bellota, el aporte calórico es de apenas 250 calorías. Claramente todo en exceso es malo, y si este alimento se consume en cantidades altas puede perjudicar la salud, sobre todo porque su contenido de sal es ligeramente más alto del recomendado, pero una o dos veces por semana le viene muy bien al cuerpo.