Home

Diario YA


 

El militante impertinente

José Morales Martín El diccionario de la RAE define impertinente, en segunda acepción, como alguien que dice o hace cosas que están fuera de propósito. Según eso, Pedro Sánchez es un militante impertinente. Tanto en sus cartas a la ejecutiva como en sus discursos, o cuando reparte ‘consejos’, hay que reconocer que abundan los despropósitos. Aunque ya nos tiene acostumbrados, la nada y el vacío presiden sus pretendidos proyectos ‘para cuando…’

Una vez más, la única meta del que quiere volver a la secretaría general de un partido tan fundamental para España como el Partido Socialista, es echar a Mariano Rajoy. Porque a juzgar por sus discursos –de cada diez palabras, nueve pronuncia ‘Rajoy’- ni siquiera pretende apear al Partido Popular, todo su afán, su rencor, su atavismo, su fijación o no se sabe muy bien qué, se centra en Mariano Rajoy.

Poco bagaje para ser secretario general del Partido Socialista y mucho menos para intentar ser presidente del Gobierno de España. Pues así y todo, ahí tenemos a Pedro Sánchez. Y hasta puede llegar a ser secretario general y presidente.

Etiquetas:Pedro Sánchez