Home

Diario YA

El obispo de Tenerife invita a seguir el ejemplo de la Virgen María y no "las cosas de este mundo"

   El obispo de la Diócesis Nivariense (Tenerife), Bernardo Álvarez, pidió ayer en la homilía de la Virgen de Candelaria, Patrona de Canarias, a mirar el ejemplo de vida de María, "y no esperar en las cosas finitas de este mundo".

   El prelado recordó la continua necesidad del hombre de hoy de esquilmar los recursos de este mundo y de la dilapidación que se hace en detrimento de las generaciones futuras, culpando de esta actitud a que "se justifica la confianza en las cosas materiales de este mundo", puntualizó en su discurso, retransmitido por Cope Tenerife y recogidas por Europa Press.

   Reseñó que "nos afanamos en creer que la felicidad del hombre está en este mundo". En opinión de Álvarez, "María rezaba y trabajaba lo que daba sentido a su vida". La ascensión de María --según el obispo de Tenerife-- es "lo que Dios quiere para nosotros". Expuso que María era humana "como nosotros y ascendió en cuerpo y alma".

   Bernardo Álvarez, en referencia a la virgen de Candelaria, recordó que la imagen se apareció en la playa de Chimisay a los guanches y "sin palabras" se acercó a los aborígenes y "eso hizo que fuera más fácil que se acogieran a la religión", recordando que cuando el mar se tragó la imagen, se puso otra "pero nuestros cristianos no perdieron la fe", explicó.

   Consideró que María es un ejemplo a seguir y que es una guía para llegar al puerto "que es Dios". "Aporta seguridad y es una estrella para los cristianos, un apoyo en momentos de incertidumbre y un ejemplo a seguir", concluyó.   

Etiquetas:religión