Home

Diario YA

en El PP confunden emigración y exilio

El PP quiere conceder la nacionalidad española a los hijos y los nietos de los exiliados durante la Guerra Civil

Redacción Madrid. 2 de noviembre. El director del Departamento del PP en el Exterior, Alfredo Prada, acusó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "de haber mentido y defraudado" al colectivo de emigrantes que se exiliaron durante la Guerra Civil y el posterior régimen franquista por limitar el derecho de la concesión de la nacionalidad española a las personas que se fueron de España entre el 18 de julio de 1936 y el 31 de diciembre de 1955.

  Prada afirmó que las medidas aprobadas por el último Consejo de Ministros para reconocer la nacionalidad de los exiliados, en cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica, "supone una auténtica decepción para la colectividad de españoles que residen en el exterior", ya que Zapatero se había "comprometido personalmente" a no poner "ningún tipo de limitación o cortapisa de índole político u otro".

   Así, el dirigente 'popular' acusó al presidente del Gobierno de haber "despertado una enorme ilusión" en el colectivo de emigrantes durante la pasada campaña electoral, que, a su juicio, "frustra esta decisión limitativa en cuanto a plazos". "Las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros evidencian el incumplimiento de los compromisos del señor Zapatero", reiteró.

   Para el principal responsable del Departamento del PP en el Exterior, la concesión de la nacionalidad española para sus hijos y nietos es "el mejor reconocimiento" al esfuerzo y la labor realizada por los "cientos de miles de españoles que se tuvieron que ir de España" durante ese periodo de tiempo de la historia.  

   Por otro lado, advirtió de que el Ejecutivo "ha recortado en 3 millones de euros" la partida destinada en los Presupuestos Generales del Estado de 2009 a los emigrantes e informó de que el Grupo Parlamentario Popular ha presentado dos enmiendas para "intentar recuperar ese dinero".

   En este sentido, Prada reprochó al Gobierno el "aprovecharse de la debilidad de un colectivo con poca capacidad de respuesta", e indicó que las ayudas a emigrantes son "muy necesarias" y forman parte del gasto social. 

 

Etiquetas:memoria histórica