Principal

Diario YA

A pesar de haber recibido instrucciones de permanecer sentados y en silencio

El primer Papa que habla en el Congreso de EEUU consigue revolucionar a los senadores y congresistas

La Lupa del YA. A pesar de haber recibido instrucciones de permanecer sentados y en silencio, los congresistas de EEUU interrumpieron con grandes ovaciones varias de las intervenciones del Papa Francisco. A veces de la bancada demócrata, otras de la republicana, y varias ovaciones con todos puestos en pie. El Papa habló del respeto a la vida en todo momento, en clara alusión al aborto, así como contra la pena de muerte. También insistió en el valor de la familia, interpretada como la familia tradicoinal. El mensaje está enviado para quién quiera interpretarlo.

Por primera vez en sus más de dos siglos de existencia, el Congreso de Estados Unidos ha abierto sus puertas a un Papa. Francisco se ha dirigido al Legislativo estadounidense, reunido en sesión conjunta -la Cámara de Representantes y el Senado-.

Habló de la inmigración recordando que todos los americanos han sido antes o después inmigrantes, de la "solidaridad", del "cambio climático" y mucho de la libertad. Sólo en una ocasión, cuando criticó la forma en que se trató a los nativos, hubo rumores de disconformidad, que solventó diciendo que es imposible jusgar el pasado con criterios de hoy.

Su disrcurso duró 52 minutos.

Etiquetas:Papa Francisco