Home

Diario YA


 

José Blanco ha animado a trabajar para ganar las próximas elecciones europeas frente a los “sálvese quien pueda” en la vida

El PSOE, de nuevo a la carga contra Aguirre

Redacción Madrid. 1 de diciembre.

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, llamó hoy a los socialistas europeos a trabajar para ganar las próximas elecciones a la Eurocámara frente a los conservadores y neoliberales que practican "el sálvese quien pueda" en la economía y "en la vida", durante su intervención en la inauguración del Consejo del Partido de los Socialistas Europeos (PSE) que se celebra hoy y mañana en Madrid.

   "Algunos han llevado el sálvese quien pueda de sus ideas económicas a su código de vida, nosotros no estamos conformes con el sálvese quien pueda en ningún terreno, ni en la economía ni en la vida", manifestó Blanco, que este fin de semana había usado estas palabras para criticar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, por abandonar Bombay durante los atentados sin llevarse consigo a toda su delegación.

   Ante unos 400 militantes y responsables de la izquierda europea, el dirigente socialista recalcó que "cada voto cuenta" para convertir al PSE en la primera fuerza de la Eurocámara -ahora es la segunda, por debajo del PPE-- en las elecciones que, según dijo, se celebrarán el 14 de junio. Blanco comenzó su intervención declarándose convencido de que los socialistas europeos ganarán las elecciones, y también el PSOE en España.

   A su juicio, en esos comicios los europeos "deberán hacer elección trascendental" y por eso deben ser conscientes de que "cada voto cuenta" porque deben escoger "entre dos políticas": "Una que representa el pasado, el neoliberalismo salvaje con fórmulas que se han demostrado erróneas y una alternativa progresista que defiende más derechos, mas oportunidades, una Europa fuerte y una economía social de mercado", proclamó.

   "El modelo económico de la derecha, de los neoliberales, nos ha conducido a esta crisis y ahora es nuestra responsabilidad poner sobre la mesa un modelo alternativo que nos haga salir de ella", recalcó el 'número dos' del PSOE.

   Blanco incidió en que "ha fracasado la economía del egoísmo, la del del lucro inmediato e infinito como único criterio de eficacia, la de la soberanía de los mercados sobre la sociedad y hoy cobra nuevo valor la economía del bien común".

BIENVENIDA A AUBRY

   El responsable socialista comenzó su intervención celebrando la victoria de Barack Obama en Estados Unidos, felicitando a los socialdemócratas rumanos que ganaron las generales de ayer en su país y dando la bienvenida a la nueva líder del socialismo francés, Martine Aubry. "Nos tienes a tu lado para fortalecer el Partido Socialista en Francia", añadió.

   Blanco dedicó su intervención a subrayar que los socialistas apuestan por "gobiernos fuertes" pero para conseguir "mejores mercados" y a destacar que la actual crisis financiera les está "dando la razón". Por ello, pidió a los socialistas que sean "imaginativos" y que arriesguen para buscar soluciones a la crisis, porque quedarse "parados" comportaría "riesgos todavía mayores".

   En esta línea, defendió las medidas tomadas por el Gobierno español -destacando que los años de bonanza económica permiten ahora dedicar más recursos a la inversión pública-- y aseveró que las políticas sociales seguirán siendo su "seña de identidad".

   "No podemos dar ni un paso atrás y no vamos a dar ni un paso atrás", manifestó, afirmando que aunque "hay crisis" se aumentarán las becas y las pensiones. "No podemos dejar a nadie en la estacada", incidió. Eso sí, puso de manifiesto que a pesar de las medidas domésticas, la crisis el global y hace falta una "respuesta global" y por eso hay que apostar por "una Europa social fuerte", justa y competitiva.

   Para Blanco, "esta crisis lo ha cambiado todo" y cuando Obama tome posesión el 20 de enero pondrá fin a un ciclo de 30 años, que comenzó cuando Ronald Reagan abrió su presidencia de EEUU subrayando que ante la crisis el Gobierno no era la solución, sino el problema.

   Por su parte, la secretaria de Política Internacional, Elena Valenciano, se refirió también a Barack Obama destacando que Europa "debe estar a la altura", porque éste "ha generado una ola de esperanza en el mundo como signo que anuncia un nuevo tiempo", en el que ha quedado claro que los grandes desafíos "sólo pueden afrontarse desde el diálogo, la comprensión mutua y el multilateralismo".

   "Reclamamos con fuerza una UE que actúe con decisión y unidad y que actúe con una voz potente y única ante el resto del mundo. Ahora no podemos fallar, tenemos que dar al resto del mundo propuestas y soluciones", manifestó Valenciano, recalcando que la Unión no puede conformarse con "un discurso autocomplaciente".

CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

   Un día después de que dos mujeres fueran asesinadas en España en dos nuevos casos de violencia machista, la dirigente socialista recalcó que la izquierda debe "luchar para erradicar la violencia machista que se cobra día a día víctimas en toda Europa" y "alcanzar definitivamente la igualdad entre hombres y mujeres", entre otros "valores de siempre" de la socialdemocracia, como combatir "la pobreza y la falta de dignidad" y el cambio climático.

   Se refirió también a la necesidad de evitar más crisis financieras, que "siempre pagan quienes menos culpa tienen" y recalcó que "ese cambio pasa también por alcanzar una mayoría progresista en Europa". "Hay que hacer que los ciudadanos europeos sean conscientes de la importancia de estas elecciones", subrayó Valenciano, para "convertir al grupo socialista en la primera fuerza del Parlamento Europeo".

LA UE, MAL GESTIONADA POR LA DERECHA

   En esa línea se manifestó también el presidente del Grupo Socialista en la Eurocámara, Martin Schulz, para quien la UE "es una buena idea" pero "está muy mal gestionada porque tiene mayoría conservadora" en la Comisión Europea y en el Consejo Europeo, donde 20 de los 27 jefes de Estado y Gobierno son de centro derecha.

   Schulz insistió en que el mensaje de los conservadores, y citó entre ellos a George W. Bush, es que para crecer económicamente hacen falta más horas de trabajo, menos derechos y menos participación en las decisiones de la empresa, y por eso llamó a conseguir una mayoría progresista.

   Así, añadió que la crisis es también "una oportunidad" para las ideas socialdemócratas puesto que ahora conservadores y liberales están hablando como si fueran socialistas, "incluso más a la izquierda". "El presidente francés, Nicolás Sarkozy, hace unos discursos ante el Parlamento Europeo que no se pueden creer", ironizó.

 

Etiquetas:blancoesperanza aguirrePPPSOE