Home

Diario YA

El puesto de trabajo, una cuestión formativa

En relación a un puesto laboral, debemos recordar que no hay mayor aliado que una buena preparación previa. En estos momentos de incertidumbre económica, la formación cobra aún más importancia si cabe. La enorme competencia a la que nos enfrentamos cuando llegamos al mercado laboral por un puesto de trabajo es devastadora, y si no estamos sobradamente capacitados para un puesto específico con algunos extras que añadir al currículum, poca o ninguna oportunidad tendremos de acceder a él.
En este sentido, todos sabemos que, si queremos un puesto estable, seguro, bien remunerado y con todas las ventajas y beneficios posibles, debemos intentar acceder al funcionariado, el primer sueño laboral de los españoles.
Para conseguir un puesto en la administración pública, debemos acceder a alguno de los cursos homologados de oposiciones que se encuentran en la dirección web; https://www.appf.edu.es, con la ventaja de poder realizarse a distancia con las mayores probabilidades de éxito en los exámenes, y es que APPF apuesta por la formación online de calidad, asegurando los mejores resultados posibles entre sus alumnos.
Una formación que nunca olvidarás, pues gracias a ella tendrás la máxima estabilidad laboral, ya que es muy difícil ser despedido de un empleo público. Además, tendrás menos horas durante la jornada diaria, mejor conciliación familiar y laboral, más horas de asuntos propios y vacaciones, menos presión por parte de los jefes, y otras ventajas que no se encuentran en el sector privado, donde la competencia entre los mismos trabajadores es causa de numerosos conflictos y estados de ansiedad.

El trabajo (si no eres funcionario) ya no es para siempre
Este es uno de los principales rasgos que las sociedades más avanzadas han traído al ámbito laboral, los empleos ya no son estables ni seguros para la mayoría de los casos. Los trabajadores debemos saber, para tratar de evitarlo, que siempre existe el miedo a que alguien más capacitado opte por nuestro puesto de trabajo y lo consiga si con ello la empresa sale beneficiada.
No hay seguridad de mantenerlo, pero sí hay formas de cubrirse las espaldas, de afianzar el puesto que se tenga de una manera prolongada en el tiempo, y es que hay que hacerse insustituible desde cualquier punto de vista, y esto se consigue realizando a la perfección las labores asignadas, siendo referente en el puesto que se ocupa, y estando lo suficientemente preparado para cubrir otros puestos cuando haga falta, pero, sobre todo, teniendo los conocimientos formales de todo lo que rodea al sector, aunque no esté directamente relacionado con el puesto.
La formación continua se presenta como vital para el trabajador que quiera descansar cada noche, sabiendo que no hay nadie más preparado y que, por tanto, no puede ser sustituido. Si buscamos por internet cómo acceder a esta formación, daremos con el sitio web de EboGestion, una página especializada en cursos para trabajadores donde podremos encontrar cursos bonificados, para que el trabajador pueda acceder a estos ciclos formativos con grandes descuentos.
Esta formación bonificada es un beneficio que recibe la propia empresa, ya que recibe un crédito para que se invierta en la mejora formativa de sus empleados, lo que, por un lado, será un revulsivo de gran importancia para aumentar la productividad y, por otro lado, en el momento de hacer el pago de impuestos, una parte de lo que se cotiza a la Seguridad Social será en concepto de formación, una cantidad que puede recuperarse, siempre que el empresario realice los cursos apropiados, aquellos destinados a ampliar conocimientos y mejorar las habilidades y capacidades de los trabajadores.

Otro tipo de formación, el conocimiento de una lengua extranjera, el inglés
Pero la formación del trabajador no tiene por qué estar única y específicamente dirigida o enfocada a sus labores tradicionales dentro de la empresa o a perfeccionar sus habilidades profesionales. Existen un buen número de otro tipo de aprendizajes que serán ampliamente valorados por los encargados de la sección de Recursos Humanos, por los directivos o por los propios empresarios.
Los conocimientos en algún idioma extranjero están ampliamente solicitados en las empresas. Las lenguas más solicitadas son la alemana, la china, la francesa y la árabe, pero la inglesa se considera fundamental, siendo en estos momentos casi una exigencia para entrar a formar parte de cualquier puesto de trabajo.
Si quieres recibir la más completa formación en este idioma, infórmate aquí, en la dirección web Myenglishscool.com, una web donde podrás encontrar los mejores cursos de inglés en Dublin, pues queda demostrado que la mejor manera de aprender este idioma es en una ciudad cuya lengua sea la inglesa. Aprender inglés con My English cool te asegura la capacitación necesaria para añadir una capacidad más a tu currículum que te haga imprescindible.
Y es que el inglés es cada vez más importante para las empresas, además, los estudios y estadísticas nos avisan de que el nivel de este idioma en nuestro país sigue siendo demasiado bajo, con lo que podemos decir, sin temor a equivocarnos, que el conocimiento de este idioma representa una posibilidad muy real de optar a mejores puestos de trabajo o facilitar el acceso al primero.

Razones para estudiar inglés para mejorar laboralmente
El primero de los motivos y el más lógico de suponer es que estamos en un mundo globalizado en el que este idioma se ha posicionado como la lengua común, no importa con qué empresas de qué países se tengan relaciones comerciales, ambas entidades se comunicarán en inglés, por lo que es una herramienta vital para la expansión a aguas internacionales.
También es el lenguaje tecnológico, todas las instrucciones de funcionamiento de las herramientas tecnológicas que se utilizan en el ámbito empresarial vienen en inglés y cada vez menos en español o en cualquier otra lengua, pues se da por supuesto que, a ciertos niveles, todos la dominan. No solo eso, sino que cualquier avance o innovación, primero será traducido  a la lengua inglesa, por lo que, si queremos estar a la última, y los empresarios quieren siempre estar a la cabeza, se necesitará personal que domine el inglés en todos y cada uno de los departamentos que compongan la empresa y en los puestos que existan.
Igualmente, en internet, la herramienta más poderosa para la actualización de información que existe, se encuentra la mayor parte de los datos en el idioma anglosajón.