Home

Diario YA

El renting de automóviles crece imparable en España, ¿por qué?

Tener vehículo propio es algo que cada vez menos personas deciden hacer. Es cierto que la compra de un automóvil no es algo especialmente complicado, pero los gastos que derivan de la adquisición, el mantenimiento y otros como los pagos de pólizas de seguros, las reparaciones en el taller o incluso el repostaje hacen que cada vez se tengan más dudas a la hora de dar el paso. De hecho, todo esto ha llevado a una situación en la que otros modelos han ido ganando terreno.
El renting de coches ha comenzado ya no solo a aparecer como una solución interesante, sino que ha estado ganando terreno frente a la compra y a los coches compartidos a un ritmo imparable. Esta propuesta, antes orientada especialmente a profesionales y a empresas para darles soluciones más cómodas y con las que incluso poder ahorrar en gastos, ahora se ha extendido al consumidor particular para ofrecerle las mismas bondades que siempre, para poner sobre la mesa una alternativa a la compra de automóviles.
Ahora, cualquier familia o cualquier persona independiente puede alquilar un coche y disfrutar de las ventajas del renting. Mantenimiento incluido, posibilidad de escoger diferentes modelos y otras muchas más alternativas son lo que ha permitido a este sector ir ganando tanto terreno dentro y fuera de España. De hecho, es aquí mismo donde más se está viendo cómo crece el sector. A fecha de octubre de 2019, en territorio español se ha registrado un total de más de 700.000 vehículos en renting, un 15% más que en el mismo mes de 2018, según datos de la AER (Asociación Española de Renting).
Más de 250.000 matriculaciones de nuevos coches en renting y una inversión que ronda los 1.500 millones de euros para ampliar las flotas de las principales empresas que ofrecen este servicio en el país. Sin duda, el sector está creciendo a un ritmo imparable, y todo por una fórmula que logra atraer miradas tanto de quienes buscan el máximo ahorro como de quienes quieren facilidades, y todo ello de la mano de la libertad para desplazarse a donde se quiera con un vehículo.

¿Qué ha impulsado el renting en España?
Hay varios elementos que han hecho que el renting de vehículos crezca como lo está haciendo en el país. Las cifras dejan claro que, desde hace unos años, el mercado no hace más que crecer, y cada vez de forma más pronunciada. ¿El motivo? A continuación vamos a desglosar los principales, íntimamente ligados al auge del renting para particulares:

Una cuota para unirlas a todas
Si compras un coche propio, además de tener que pagar el importe del automóvil y, probablemente, los intereses de la financiación escogida, también tienes que sumar otros aspectos que son de lo más habitual. Para empezar, el sello de circulación de la ciudad en la que habites, el seguro obligatorio de conducción y, por supuesto, los repostajes. Esto último no puedes ahorrártelo si eliges un coche de renting, pero todo lo demás sí. De hecho, las reparaciones también te las puedes ahorrar si apuestas por este modelo.
Las empresas de renting se encargan de sufragar algunos de los costes derivados del uso del automóvil, de forma que el cliente solo ha de pagar una cuota mensual que lo engloba todo. Puede que pagues exactamente lo mismo que pagarías por el préstamo de tu coche, pero con la tranquilidad de no tener que añadir nada más.

Tecnología a la vanguardia
El catálogo del renting se abre por momentos, incorporando una gran cantidad de modelos nuevos cada poco tiempo. Esto implica la posibilidad de hacerse con vehículos eléctricos en el caso de querer apostar por modelos más sostenibles. De hecho, para una clara muestra, tenemos datos recogidos por la AER en los que se indica que el 33,33% del total de automóviles eléctricos registrados en España son de renting.
Una tercera parte de todo lo eléctrico que circula por las carreteras españoles proviene de una empresa dedicada al renting, dejando muy claro que la apuesta es total en este sentido. Si quieres un modelo eléctrico, o incluso uno híbrido, no vas a tener que pagar el sobrecoste que tienen algunos vehículos en concesionarios. Seguirás con una cuota que, además, te permitirá ahorrar incluso más.

Libertad para escoger
Otra gran bondad de las empresas de renting de coches es que permiten cambiar de modelo cada cierto tiempo. Así, sin tener que afrontar ningún sobrecoste o lo que implicaría hacerse con un nuevo automóvil, tienes la posibilidad de cambiar al pasar un año o lo estipulado en el contrato incial. Un detalle interesante, sobre todo si tienes intención de probar un modelo que te haya llamado la atención o simplemente busques algo con más plazas, o menos.
Esto, en un hogar con un nivel económico normal, es todo un punto a favor. No hay que temer por solicitar un préstamo para comprar otro coche, tan solo hay que esperar a que pase el tiempo y escoger otro, pagando lo mismo o, en su defecto, solo un poco más.
El renting es más flexible, es más cómodo y, a la larga, también es más económico. Cada vez más hogares de España lo comprueban, cada vez más personas hacen que su mercado se convierta en lo habitual, que deje de ser una moda para ser el mejor camino a seguir.