Home

Diario YA

Empieza 2019 brillando con unos pendientes de platino

Si este año los Reyes Magos no han acertado puedes hacerte un auto-regalo. Una buena opción son los pendientes de platino, que por su elegancia y su sencillez se convertirán en un acierto seguro. Además, 2019 te ofrece un sinfín de oportunidades para poder utilizarlos.
El platino históricamente ha sido considerado un material muchísimo más valioso que el oro por su resistencia, escasez, belleza, brillo y durabilidad. Sin embargo, estos últimos años el precio de ambos se ha igualado mucho.
El platino tiene cualidades hipoalergénicas, proporciona un entorno seguro para los diamantes u otras piedras preciosas y consigue que brillen más. Cabe destacar que el platino es naturalmente blanco, por tanto no necesita el mismo mantenimiento que el oro blanco, el cual debe renovar su capa de rodio cada ciertos años. Además, fabricar en platino es mucho más difícil que fabricar en otro material debido a que se trabaja de una forma más artesanal.
En Germán Joyero son especialistas en la fabricación de platino y disponen de una gran variedad de pendientes de este material que conseguirán el look perfecto para todos tus eventos.

¿Cómo combinar los pendientes de platino?
Cuando elijas esta opción para lucir en tus eventos intenta no sobrecargarlos con muchísimas joyas o con ropa de distintos materiales y colores. Opta por estilos sencillos y de monocolor.
Para elegir el color de tu ropa ten en cuenta que las tonalidades de rojo, los colores azules y la gama de rosas y lilas con las joyas de platino son los colores que más armonizan. Si por el contrario optas por el color negro, te proporcionará una elegancia con la que acertarás seguro.
Debido a su gran elegancia y sobriedad, es aconsejable no utilizar colgantes o pulseras muy recargados junto con los pendientes de platino. Por lo que una buena idea es optar por un colgante de diamante o simplemente no añadir ningún complemento más.

Trucos para limpiar tus pendientes de platino:
Este tipo de material se puede limpiar de varias formas muy sencillas para que nunca pierdan su brillo.
Una de ellas es añadir una cucharadita de jabón líquido en un recipiente que contenga 10 veces más de agua líquida. Se introducen los pendientes en la solución y se agita suavemente durante 10 minutos.
Otra forma para limpiarlos es usar una pequeña cantidad de amoniaco o de bicarbonato sódico. Sécalas con un trapo suave o directamente al aire libre.
Te recordamos que es muy importante que guardes tus joyas de platino por separado, así evitarás que se rayen entre ellas.
Tal y como hemos comentado anteriormente, el platino es un material muy exclusivo por su escasez pero en Germán Joyero disponen de varios modelos de pendientes de platino que seguro que te encantarán. Acércate a una de sus joyerías de Madrid en la Avenida Concha Espina 5 o en la Calle Serrano 114 y déjate guiar por sus años de experiencia.