Home

Diario YA

Uno de los párrafos finales de un discurso del papa sobre la apertura hacia las comunidades protestantes

En el centenario de Lutero el Papa en Suecia

Jesús D Mez Madrid. Uno de los párrafos finales de un discurso del papa sobre la apertura hacia las comunidades protestantes, resume bien el estado de la cuestión, y orienta para repasar problemas y actitudes ante el ecumenismo en estos momentos. Imagino que con ese espíritu acudirá Francisco a Suecia:

“Hoy se experimenta a menudo una ‘desertificación espiritual’. Especialmente allí donde se vive como si Dios no existiera, nuestras comunidades cristianas están llamadas a ser ‘cántaros’ que apagan la sed con la esperanza, presencias capaces de inspirar fraternidad, encuentro, solidaridad, amor genuino y desinteresado; han de acoger y avivar la gracia de Dios, para no encerrarse en sí mismos y abrirse a la misión. No se puede, en efecto, comunicar la fe viviéndola de manera aislada o en grupos cerrados y separados, en una especie de falsa autonomía y de inmanentismo comunitario.

Así no se da respuesta a la sed de Dios que nos interroga y que está presente también en tantas formas nuevas de religiosidad. Estas pueden favorecer a veces el repliegue sobre sí mismas y sus propias necesidades, dando lugar a una especie de ‘consumismo espiritual’.

Por lo tanto, si los hombres de nuestro tiempo no encuentran una espiritualidad que los sane, los libere, los llene de vida y de paz, al mismo tiempo que los convoque a la comunión solidaria y a la fecundidad misionera, terminarán engañados por propuestas que no humanizan ni dan gloria a Dios”.

Etiquetas:Papa Franciscosanta sede