Home

Diario YA


 

Súbito interés de los eurodiputados por una pareja de jubilados británicos

Eurodiputados británicos de visita en España

Paz Pálla. 20 de mayo. El Parlamento Europeo ha denunciado los corruptos planes urbanísticos españoles en las zonas costeras. El ultimátum comunitario insiste en que, o las leyes urbanísticas –y su aplicación- se reforman de forma inmediata, o todas las ayudas europeas cesarán. Ante tal amenaza inminente, algunas comunidades autónomas se han puesto manos a la obra para mejorar la situación costera. Esto ha llevado a las autoridades a demoler ciertas propiedades privadas en las costas españolas. Algunas de ellas pertenecen a ciudadanos europeos.

La cadena de noticias británica BBC News recoge el caso de la pareja inglesa de jubilados Helen y Leonard Prior que, habiendo comprado una casa en la costa almeriense, asistieron impotentes a su demolición por orden de la Junta de Andalucía.

Este conflicto ha suscitado el interés, en este periodo pre-electoral, de algunos candidatos británicos a la Eurocámara. Lennox Napier, editor de un periódico local y amigo de la familia Prior, insiste en que los europarlamentarios británicos han reaccionado ante tal situación, a diferencia de sus homologos españoles. Algunos de ellos han visitado el lugar de los hechos intentando descifrar lo sucedido, y en palabras del señor Napier, “ofendiendo a España pero dando a los [británicos] que hemos venido a vivir aquí esperanzas de que tenemos voz en Bruselas”.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, los candidatos británicos a eurodiputado podrían estar interesados en fomentar este debate para llamar la atención de votantes como los Prior y Napier, quien firmemente cree que “está claro que intentan ayudar”.

Pero a pesar de la especial atención prestada al caso de los Prior por algunos europarlamentarios británicos, su capacidad para influir en las decisiones de un gobierno nacional es prácticamente nula. Y ello hace que surjan dudas sobre la legitimidad de su interés por los afectados, ¿vienen a defender a sus compatriotas o a hacer demagogia apelando a un nacionalismo británico contrario a la naturaleza integradora del proceso electoral europeo?

Finalmente, nadie ha podido salvar la casa de los Prior, quienes siguen esperando a que alguien les indemnice.  

 

Etiquetas:elecciones europeas