Home

Diario YA


 

EVELYN WAUGH, buscar la verdad para cambiar al sociedad

Por José Luis Orella

Nacido en Hampstead (Londres) en 1903, hijo de un famoso crítico literario, se crió en un ambiente de clase media inglesa. A los pocos años demostró una gran inclinación hacia la literatura, aunque estudiará Historia en 1921, en Hertford College de Oxford, donde por sus brillantes notas conseguirá una beca que le pondrá en contacto con los principales vástagos de la élite británica. Sin embargo, en ese año perderá la Fe en Dios, como tantos otros, más amigo de las fiestas y del buen oporto. La vida desenfrenada le llevará a dejar la universidad y en 1924 se volverá a matricular en Arte, pero el desengaño de su vida le llevará a tener un intento de suicidio.

Su vida transcurrió como maestro en Gales, pero abandona la enseñanza y decidió dedicarse a escribir. En 1928, sale su primera novela Decline and fall. En el mismo año se casa con Evelyn Gardner, una joven aristócrata, que quería independizarse de su autoritaria madre, casándose sin su permiso. Un año después, no obstante, el escritor sufrió el abandono de su mujer, que lo dejó por otro hombre. La experiencia será descrita en algunas de sus obras. Evelyn que nunca había confiado en el compromiso, empezó a defender los valores de la juventud frente a una sociedad decadente. En 1930 publicó Vile Bodies que obtuvo más éxito que su novela anterior. En este tiempo, conoce a la familia Plunket Greene, quienes le ayudaron a conocer al jesuita P. D`Arcy.

Hasta entonces Evelyn se dio cuenta en su búsqueda de la verdad y en sus viajes por el extranjero, que los cismas eran localistas y que la Iglesia Católica en su universalidad era la única depositaria de la verdad de la Fe cristiana. Con esta idea el 29 de septiembre de 1930 decidió entrar dentro de la Iglesia Católica. Su conversión fue íntima y convencida, poco después salir al extranjero y airearse. Waught visitó África y en Abisinia asistirá a la coronación del emperador Haile Selassie. Este viaje le dará la trama para escribir Black Mischief y A Handful of Dust. Durante la guerra italo-abisinia sus crónicas en el Daily Mail fueron las únicas favorables a la conquista italiana.

En cuanto a su vida privada, Evelyn Waught consiguió la nulidad matrimonial y en 1937 se casó con una jovencita proveniente de una familia conversa al catolicismo, Laura Herbert. ParaWaught, su mujer y la literatura eran sus únicos amores. La satisfacción de su nueva vida le llevará a escribir en 1938, Scoop, una novela con un carácter más desenfadado. Además en este año llegará su hija Teresa y estrechará su amistad con otro escritor converso al catolicismo, como era Graham Greene. Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, Evelyn decidió alistarse, pero no se le admitió, aunque por su amistad con Winston Churchill, que era lector empedernido de sus libros, le apoyó en su ingreso en filas, llegando a capitán durante la guerra. Waugt participó en la operación del bombardeo de Dakar contra la flota francesa, en Libia, en Creta y en misión con los partisanos yugoslavos. Sin embargo, en Yugoslavia se mostró opuesto a Tito por su animadversión al catolicismo croata. Desmovilizado del ejército después de la guerra, escribió su novela más famosa y relevante Brideshead Revisited.

En estos años visitó Estados Unidos y España, escribió Helena, para él, su novela favorita, dedicada a la madre del emperador Constantino. Poco después, entre 1952 y 1961 escribió su trilogía militar basada en su experiencia bélica, Sword of Honour, para entonces habían nacido su cuarto y quinto hijos, James y Sentimus. Pero su temperamento se fue agriando, con tendencia a la irascibilidad y a la bebida. Él veía la Europa de postguerra camino de la frivolidad y alejada de la verdadera cultura. En cuanto a la Iglesia, el avisaba contra lo que llamaba inicios del protestantismo amenazador, en la política renovadora de Juan XXIII y caricaturizaba al teólogo Hans Kúng, desde su amo por la liturgia antigua. Su salud se fue resintiendo, sus amigos se iban muriendo y sus hijos se casaban, haciendo su vida, finalmente, el Domingo de Resurrección de 1966, dejó este mundo después de sufrir un ataque al corazón. La Misa de funeral en la catedral de Westminster fue en latín, como muestra visible de la cultura y de Fe de Europa.
 

Etiquetas:josé luis orellaOrella