Home

Diario YA

Factores que influyen en nuestra inversiones

A la hora de invertir nuestro dinero, debemos seguir unas reglas básicas. Informarnos sobre la fiabilidad de banco o bróker que vamos a usar, estudio y análisis de los mercados si la inversión la hacemos nosotros directamente desde casa, o decidir sobre qué activos vamos a operar, ya sean bonos, acciones, etc. Pero existen una serie de factores sobre los que no tenemos poder de decisión. Deberemos adaptarnos a ellos y entender cómo nos pueden afectar según en qué tipo de operativa y activo hayamos decidido invertir. Fuente: Economy Key by Mike Lawrence via Flickr (CC BY-SA 2.0)

Entorno macro y micro
El entorno macroeconómico es un conjunto de variables agregadas a la economía de un lugar. Factores socioeconómicos, políticas adoptadas, crisis, deuda pública, o una catástrofe medioambiental en el otro lado de globo, pueden afectar mucho a nuestra inversión. Por entorno micro, entenderíamos factores más cercanos y concretos. Una decisión de una multinacional donde tengamos acciones, un cambio de política de nuestro bróker o la cancelación de un contrato de futuros sobre una materia prima, serian factores micro para tener en cuenta, si nuestros activos están en esos sectores.
En la mayoría de los casos, nuestros activos estarán cotizando en la divisa de nuestro país. Es importante pues, estar al tanto de la oscilación en la tasa (o tipo) de cambio que nos afecta. Todas las divisas están relacionadas entre sí y esta tasa define la proporción en un momento dado entre ellas y tiene dos escenarios. Puede establecerse un tipo de cambio fijo, para facilitar las inversiones entre sectores o controlar la inflación, o una tasa de cambio flexible. Ésta, la más normal y extendida, responde a as fluctuaciones naturales del mercado de moneda. Si trabajamos con activos tipo Forex o futuros en divisas, este dato es fundamental.
La inflación como decíamos también estará presente según sea nuestra inversión. El alza en los precios de consumo disminuirá nuestro retorno si operamos por ejemplo en bonos, dado que la divisa país, vale menos. Incluso factores estacionales podrían ser tenidos en cuenta según donde tengamos nuestro dinero. El mercado o se comporta igual en todas las épocas del año. Periodos festivos o vacacionales de grandes bancos y fondos, varían el flujo natural de los activos en los que influyen.
Fuente: The Shrinking Dollar by frankieleon via Flickr (CC BY2.0)

Entorno personal
También puede suceder que, con el auge de Internet y la facilidad de acceso a inversión, hayamos decidido invertir desde casa nosotros mismos. En este caso, a todo lo anterior debemos añadir pequeños factores del día a día que pueden ser la clave en el éxito o fracaso de nuestras inversiones. Escoger un bróker o banco con comisiones adecuadas, tipo de software de mercados y hardware del que disponemos y sus actualizaciones, o incluso factores psicológicos personales. Un estado mental inadecuado al enfrentarse a una operativa en los mercados se ha demostrado más perjudicial que una mala lectura técnica de gráficos. Pueden parecer demasiados factores para tener en cuenta. Pero no debemos tener miedo. Tanto si delegamos nuestra inversión, como si nosotros mismos operamos, el mercado fluye como un todo. Al final nuestro éxito dependerá de movimientos simples y haber escogido un activo que suba si lo compramos, o baje si lo hemos vendido.