Home

Diario YA

La realidad histórica sagrada de Fátima alcanza este año 2017 su confirmación definitiva

FATIMA 13 MAYO 2017: UN MILAGRO PERMANENTE

Fidel García Martínez Catedrático Lengua Literatura Doctor Filología Románica. La realidad histórica sagrada de Fátima alcanza este año 2017 su confirmación definitiva por la proclamación solemne de la canonización de los hermanos videntes los pastorcillos Francisco y Jacinto por parte del papa Francisco. Hoy un siglo después el Santuario de Fátima continúa siendo unos de los altares fundamentales del Mundo. Millones de personas han visitado este santuario mariana y este año puede significar un antes y un después. Si el Papa Juan Pablo II afirmaba en 1991 en su segunda peregrinación al Santuario que Fátima es siempre nueva, este año lo confirma con creces. Si el Papa entonces había relacionado el mensaje de Fátima-conversión, amor y penitencia, con el mensaje esencial del Evangelio y los consideraba más actual urgente que en 1917, hoy 100 años después se puede decir lo mismo. Millones de abortos y ataques a la vida humana en todos los países: duras persecuciones a miles de cristianos, martirizados por la fidelidad al Evangelio. En la misma Iglesia se da una grave crisis, se niegan o se cuestionan verdades que siempre ha pertenecido al Fe de la Iglesia.

La vitalidad y permanencia del Mensaje de Fátima están unidas al Santuario unos de los más explícitos altares del mundo. Los acontecimientos eclesiales al Santuario de Fátima son muchos y muy relevantes. Voy a ceñirme algunos de los más relevantes en los que han intervenido y han sido protagonistas los papas. En 1952 el gran papa y calumniado injustamente Pío XII consagró los pueblos de Rusia al Inmaculado Corazón María. En 1964 Pablo VI, al terminar la tercera sesión del Concilio Vaticano II, proclamó a Nuestra Señora, Madre de la Iglesia. En 1967 acudió al Santuario de Fátima para presidir la peregrinación conmemorativa del cincuentenario de la primera aparición. Presentó al pueblo fiel y a las televisiones del mundo a Sor Lucía, quien volvió a Fátima.

En 1982 San Juan Pablo II- el Papa de Fátima, peregrinó al Santuario para agradecer a Nuestra Señora haberlo salvado de la muerte segura en el magnicidio que sufrió el 13 de mayo del año anterior (1981). En 1984 ante la imagen de Nuestra Señora que se venera en la capilla de las apariciones del Santuario, renueva en Roma junto a todos los obispos del mundo la consagración del mundo al Inmaculado Corazón de María. En 1989 se publica en Roma los decretos de heroicidad en las virtudes de los niños videntes los hermanos Francisco y Jacinta. Primer paso para la canonización que tendrá lugar este año.

Beatificación y Canonización.

El proceso de canonización de Francisco y Jacinta ha sido largo y dificultoso, porque era cuestionado por algunos, que dos niños de 9 y 10 años hubiesen sido capaces de practicar las virtudes en grado heroico que exige la canonización, además de la verificación de un milagro inexplicable desde el punto de visa del estado actual de la ciencia médica. En 1946 se dieron los primeros pasos para su canonización. El proceso de inicia el 21 de diciembre de 1949.

Después de numerosos sesiones 79 para el proceso de Francisco y 98 para el de su hermana Jacinta, en los que se reclamó el testimonio de diferentes personas (sus padres, hermanos, primos y muy especialmente el de su prima y vidente Sor Lucía. Los procesos en 1979.finalizaron El 13 de mayo de 1989, el papa San Juan Pablo II proclama la heroicidad de la virtudes de los dos hermanos y Siervos de Dios Jacinta y Francisco Marto. El año 2000- Jubilar, el 25 de marzo la Conferencia Episcopal Portuguesa hace pública una nota en la que se informa de la próxima beatificación de los dos Pastorcitos. El 12 de mayo Juan Pablo II aterrizó en el aeropuerto militar de Lisboa. En día 13-sabado y soleado, ante un millón de fieles llegados de todas las partes del mundo, después de hablar un minutos con Sor Lucía y visiblemente emocionado proclamó Beatos a los dos niños, al tiempo que dos banderas caían revelando a la multitud sendos cuadros de Francisco y Jacinta. Entre los palabras emocionadas que pronunció el Papa caben destacar: El mensaje de Fátima es una llamada a la conversión, alertando a la Humanidad para que no el haga el juego al dragón que con la cola arrastró una tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó a la tierra. La meta última de la hombre es el Cielo, su verdadera casa, donde el Padre Celeste, en su amor misericordioso espera a todos. La historia actual de Fátima está ocurriendo estos días y todos los que quieran puede seguirla y vivirla junto con el Papa Francisco que los está proclamando santos Fidel García Martínez Catedrático Lengua Literatura Doctor Filología Románica