Home

Diario YA


 

Existen puntos comunes entre Hollande y Obama

Francia recupera la confianza en EE.UU. tras la NSA

Redacción.  Los presidentes de Estados Unidos y Francia, plasman en la Casa Blanca su sintonía en "asuntos clave" y han dejado atrás las tensiones por el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) norteamericana.

Hollande comenzó el lunes una visita oficial a Estados Unidos que, por los gestos que han ido produciéndose, servirá para situar a Washington y París en el mismo bloque en temas internacionales como Irán o Siria y, además, para dar por cerrada cualquier posible desconfianza entre los dos gobiernos.

En una rueda de prensa conjunta, Obama ha subrayado que ambos países permanecen "codo con codo" en los "asuntos clave" y ha recordado la mejora de las relaciones experimentada en la última década en materias como la seguridad nacional o el terrorismo internacional.

Hollande ha llegado a decir que existe una confianza "sin precedentes", a pesar de que las autoridades galas también mostraron su malestar por el espionaje de la NSA. El presidente de Francia ha dado por "recuperada" la "confianza mutua".

"Esta confianza mutua está basada no sólo en el respeto, sino también en la protección de la vida privada, de los datos personales, del hecho de que cualquier individuo, al margen de los progresos tecnológicos, pueda estar seguro de que no está siendo espiado", ha dicho Hollande.

Obama ha confirmado que viajará a Francia a principios de junio para asisrir a los actos conmemorativos del septuagésimo aniversario del Desembarco de Normandía, según la cadena estadounidense CNN.

IRÁN

Uno de los grandes temas discutidos por los dos presidentes ha sido en Irán, en un contexto de diálogo con la República Islámica que Obama ha abogado por mantener en reiteradas ocasiones. Tanto Estados Unidos como Francia forman parte del grupo de potencias que ha acordado con Irán una revisión de las sanciones a cambio de un freno en su industria nuclear.

Obama ha explicado que este acercamiento no supone la retirada de los castigos en vigor. Así, las empresas o individuos que incumplan las sanciones "lo harán por su cuenta y riesgo", ha advertido el presidente norteamericano, que ha amenazado con "caer" sobre los incumplidores como "una tonelada de ladrillos".

No obstante, ha advertido al Congreso de Estados Unidos del riesgo de imponer castigos adicionales: "Creemos que la imposición de nuevas sanciones durante las negociaciones pondría en peligro la posibilidad de alcanzar una solución diplomática".

Hollande, por su parte, ha insistido en que es necesario que "Irán renuncie" a cualquier posible plan para obtener armamento atómico de una forma verificable. Las potencias del 5+1 --Francia, Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Alemania-- y la República Islámica retomarán las negociaciones el próximo 18 de febrero en Viena.

Sobre la reciente visita de más de cien empresarios franceses a Irán, el presidente galo ha indicado que las firmas francesas están al tanto de cuál es la "situación" y ha desmarcado al Gobierno de este viaje. Hollande ha explicado que se trató de una decisión unilateral y que las sanciones de Francia siguen vigentes, informa Reuters.

SIN OPCIÓN MILITAR

Obama y Hollande también se han referido a la "horrible" situación en Siria, escenario de una guerra civil desde hace más de tres años y donde la opción militar que llegaron a barajar Francia y Estados Unidos parece descartada.

El presidente norteamericano ha dicho que siguen explorando "cualquier posible vía para resolver el problema", pero "ahora mismo" no cree que haya una "solución militar".

Obama ha pedido una mayor implicación a Rusia para que la ayuda pueda llegar a los sirios afectados por el conflicto y, en esta materia, ha lamentado que el Gobierno ruso no respalde una resolución en la ONU. "No pueden decir que están preocupados por el bienestar de la población siria cuando hay civiles muriendo de hambre", ha advertido.

Etiquetas:EEUUFrancia