Home

Diario YA

organizado por La Embajada de Rusia en España, la Academia de la Diplomacia y la Fundación Operística de Navarra

Gracias Embajador, gracias Presidente

El embajador de Rusia, Yuri Korchagin, y el presidente ejecutivo de la Academia de la Diplomacia, Santiago Velo de Antelo

EDITORIAL

La grandeza de dos naciones como Rusia y España, naciones imperiales y foco de la cristiandad a lo largo de siglos, ha llevado a un emotivo acto en honor a un compositor ruso, que a su vez ha supuesto un homenaje al precioso Himno Nacional del Reino de España. Cuando diplomáticos de categoría y el mundo de la cultura se juntan, pueden producir emotivos homenajes, fuera de la mediocridad. Y así ha sido gracias al excelente embajador de Rusia en España, Yuri Korchagin, al presidente de la Academia de la Diplomacia española, Santiago Velo de Antelo, y al presidente de la españolísima Fundación Operística de Navarra, Javier Otero de Navascués.

Korchagin está siendo uno de los mejores embajadores que ha tenido Rusia en nuestro país. Su labor, en momentos difíciles que le han tocado vivir en nuestras relaciones bilaterales, ha sido de primer nivel, siempre manejando los tiempos a la perfección. Rusia cuenta con un gran embajador. Velo de Antelo (heredero de una prestigiosa familia de diplomáticos españoles, iniciada con su bisabuelo al servicio de Su Majestad Alfonso XIII siendo igualmente el preceptor del Príncipe de Asturias) con su presidencia ejecutiva de la Academia de la Diplomacia al mando de un grupo de embajadores, está aportando esa serenidad y amistad que la relación con el mundo diplomático exige.

Gracias a ambos y a la Fundación Operística de Navarra por un acto emotivo para ambas naciones. 

El Salón Musical de la Embajada de Rusia en España acogió el concierto homenaje alcompositor ruso Mili Balakiriev (1837-1910), conocido popularmente por haber reunido al grupo de compositores que pasaron a la historia como 'Los Cinco' que por su propia música, es autor de la 'Obertura sobre el tema de una marcha española', unas variaciones sobre la Marcha Real Española, el himno nacional. La rusa Alexandra Andreeva y el español Ángel Cabrera de la Fundación Operística de Navarra  han ofrecido el concierto de piano.

El Embajador de Rusia, Yuri Korchagin, recibió de Santiago Velo de Antelo, Presidente Ejecutivo de la Academia de la Diplomacia, una escultura del ilustre escultor sevillano  Francisco Parra, en recuerdo de tan señalada fecha.

Entre los asistentes se encontraban Fernando José Martínez de Irujo Fitz-James Stuart, Marques de San Vicente del Barco, Los embajadores de Bélgica, Marc Calcoen, Eslovenia, Renata Zvelbar y Chipre, Koula Sophianou, los embajadores de España Eduardo de Laiglesia, Marques de Villafranca del Ebro; Arturo Pérez, Domingo de Silos Manso y José María Velo de Antelo, así como José Carlos Ruiz-Berdejo y Sigurtá, el diplomático Jorge Urbiola, David Arranz de Fundación Telefónica, Alvaro Durántez, Alfredo Leonard, Ignacio Buqueras, el General Juan Antonio Moliner y los empresarios Juan Menéndez y Nasrin Massumeh, entre otros ilustres invitados.

Tanto el embajador de Rusia en España, Yuri P. Korchagin, como el presidente Velo de Antelo, han puesto en valor la cultura como uno de los factores para unir a los diferentes pueblos y ha destacado que el lenguaje artístico, y especialmente el musical, es un medio universal para la comprensión mutua de los diferentes ciudadanos.

En el acto el presidente de la Fundación Operística de Navarra, Javier Otero de Navascués, ofreció una extraordinaria explicación de la vida del compositor Balakirev. Otero de Navascués ha sabido, bajo la presidencia de la Fundación, ejercer una labor cultural que conduce, a través de la música, hacia un conocimiento de Navarra como parte fundamental de España, de la tradición y de las raíces cristianas de Occidente. Una labor inmensa de constancia y sacrificio.

Etiquetas:EmbajadasRusiaSantiago Velo de AnteloVelo de Antelo