Home

Diario YA


 

Entre bromas con el vicepresidente Biden

H. Clinton jura como secretaria de Estado

Redacción Madrid. 3 de febrero. La ex primera dama Hillary Clinton juró ayer formalmente como nueva secretaria de Estado del Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, en un acto marcado por las bromas y alusiones al pasado, y dirigido por el vicepresidente Joe Biden, con quien demostró tener una gran afinidad.

   "Nunca pensé, señora secretaria, que usted juraría ante mí como secretaria de Estado", señaló Biden, cuyo nombre se perfilaba como favorito para ocupar el cargo de jefe de la diplomacia estadounidense hasta que Obama le escogió como compañero de fórmula para su Gobierno.

   "Y nunca pensé que yo juraría como vicepresidente", afirmó entre risas durante la ceremonia del Departamento de Estado a la que asistieron varios amigos de la demócrata, incluido su marido, el ex mandatario Bill Clinton, además de cuatro ex secretarios de Estado.

   Clinton, que fue derrotada por Obama durante las primarias para la nominación presidencial del Partido Demócrata, ya había jurado su cargo de forma privada el 21 de enero, el día en que el Senado la confirmó como jefa de la diplomacia de su país. Biden también buscó la Presidencia el año pasado, pero se retiró tras perder ante sus compañeros.

"INCREÍBLE VIAJE PERSONAL"

   Clinton, por su parte, se mostró agradecida por "una vida plena de todo tipo de experiencias" y destacó los giros que se han ido produciendo en su vida y que le han llevado a la situación actual. "Para mí éste ha sido un increíble viaje personal", explicó la ex primera dama. "Tal como ha dicho Joe entre risas, ninguno de los dos pensó que llegaríamos a estar aquí juntos haciendo esto. La vida se desarrolla de forma divertida y la política es incluso más extraña", aseveró.

   La jefa de la diplomacia puso su mano sobre una Biblia sostenida por Bill Clinton y repitió el juramento hecho por Biden. Asimismo, reconoció a Henry Kissinger, James Baker, Madeleine Albright y Lawrence Eagleburger, cuatro ex secretarios de Estado que asistieron a la ceremonia, y prestó especial atención a uno de sus compañeros del Congreso que no quiso perderse el acto.

   Una vez finalizado el evento, Clinton se pondrá manos a la obra en su nuevo papel, y en apenas unas horas recibirá en Washington a sus colegas de Reino Unido y Alemania, para hablar sobre los conflictos en Irak y Afganistán, entre otros temas.

 

Etiquetas:clintonEEUUObama