Principal

Diario YA

Historia solo hay una, lo que existen son distintas maneras de narrarla

Javier García Isac. Historia solo hay una, lo que existen son distintas maneras de narrarla, de contar lo sucedido. Se sabe que la ignorancia es osada, pero además puede ser peligrosa. Cuando un ignorante desea aparentar lo que no es, se inventa datos y cifras y se los inventa con tal seguridad que pueden llegar a ser creíbles. Pero más peligroso que un ignorante osado, es aquel que miente a sabiendas de que lo hace. Aquí la maldad, la tergiversación y la mentira tienen una finalidad. Distorsionar la realidad para darle apariencia de veracidad.

España es posible que sea el único país del mundo que cuenta con un fenómeno como el de la leyenda negra, un mito que muchos farsantes han elevado a la categoría de realidad para perjudicar a España y su historia. El problema no es tanto los ignorantes que se creen las patrañas que cuentan algunos iluminados sin contrastar si es verdadero o falso, el autentico problema son los voceros profesionales y los amagos de historiadores que aun a sabiendas de que esos hechos no son ciertos y son contados de una manera sesgada y tergiversada, hacen de propagadores, de altavoces de sucesos que solo buscan dañar la imagen de España.

Hace unos días, en un periódico de tirada nacional, se hablaba del “pucherazo del las elecciones del 36”, en clara alusión a las elecciones celebradas en Febrero de 1936 y que supusieron la victoria del Frente Popular. Una amalgama de partidos de izquierda que junto con separatistas suponía lo más rancio de la anti España. Que novedad!!! Son muchos los historiadores serios e independientes que desde hace ya muchos años venían denunciando la gran mentira de la victoria del Frente Popular, historiadores a los que se les margina y aparta por no coincidir con lo que se denomina políticamente correcto, historiadores que han ido desmontado el mito de la idílica segunda republica y que a pesar de las pruebas y documentación aportadas no son tenidos en consideración.

Me parece correcto que diarios como El Mundo se hagan eco de estos estudios rigurosos y serios y que ponen de manifiesto la gran mentira en la que se sustenta la izquierda española, pero solo con esto no es suficiente. Es mucho el daño hecho. Repiten una mentira una y mil veces para convertirla en realidad y son muchos los que se lo han creído. Una consecuencia directa del sostenimiento de la mentira y la tergiversación de la historia es la “ley de le memoria histórica”, una ley sectaria y perversa contra la que todos debemos luchar, una ley sustentada en mentiras y exageraciones y que divide a españoles entre buenos y malos, equiparando a asesinos, verdugos y criminales con sus víctimas. Debemos solicitar su derogación inmediata y reponer a los agraviados a la situación anterior a su entrada en vigor.

Pedirá la izquierda perdón por lo que hicieron?, reconocerán el pucherazo del que formaron parte?, Asumirán su participación en los sucesos de 1934 autentico origen de nuestra guerra civil? Me temo que no. Me temo que seguirán manteniendo la mentira y la tergiversación como sus señas de identidad, me temo que son incapaces de reconocer nada. Se siguen creyendo poseedores de una superioridad moral de la que en verdad carecen. Me temo que la izquierda española no tiene solución. Vive de esto, del engaño continuado y a pesar de las evidencias, a pesar de las pruebas y a pesar de lo que ya sabemos y conocemos, seguirá en su postura inmovilista y cuartelera contra todo aquel que ose poner en duda su” peculiar” visión de la historia, sin tener en cuenta que historia solo hay una. Lo que si existe son los profesionales de la mentira y el engaño, y en eso la izquierda son maestros.

España es posible que sea el único país del mundo que cuenta con un fenómeno como el de la leyenda negra, un mito que muchos farsantes han elevado a la categoría de realidad para perjudicar a España y su historia. El problema no es tanto los ignorantes que se creen las patrañas que cuentan algunos iluminados sin contrastar si es verdadero o falso, el autentico problema son los voceros profesionales y los amagos de historiadores que aun a sabiendas de que esos hechos no son ciertos y son contados de una manera sesgada y tergiversada, hacen de propagadores, de altavoces de sucesos que solo buscan dañar la imagen de España.

Hace unos días, en un periódico de tirada nacional, se hablaba del “pucherazo del las elecciones del 36”, en clara alusión a las elecciones celebradas en Febrero de 1936 y que supusieron la victoria del Frente Popular. Una amalgama de partidos de izquierda que junto con separatistas suponía lo más rancio de la anti España. Que novedad!!! Son muchos los historiadores serios e independientes que desde hace ya muchos años venían denunciando la gran mentira de la victoria del Frente Popular, historiadores a los que se les margina y aparta por no coincidir con lo que se denomina políticamente correcto, historiadores que han ido desmontado el mito de la idílica segunda republica y que a pesar de las pruebas y documentación aportadas no son tenidos en consideración.

Me parece correcto que diarios como El Mundo se hagan eco de estos estudios rigurosos y serios y que ponen de manifiesto la gran mentira en la que se sustenta la izquierda española, pero solo con esto no es suficiente. Es mucho el daño hecho. Repiten una mentira una y mil veces para convertirla en realidad y son muchos los que se lo han creído. Una consecuencia directa del sostenimiento de la mentira y la tergiversación de la historia es la “ley de le memoria histórica”, una ley sectaria y perversa contra la que todos debemos luchar, una ley sustentada en mentiras y exageraciones y que divide a españoles entre buenos y malos, equiparando a asesinos, verdugos y criminales con sus víctimas.

Debemos solicitar su derogación inmediata y reponer a los agraviados a la situación anterior a su entrada en vigor. Pedirá la izquierda perdón por lo que hicieron?, reconocerán el pucherazo del que formaron parte?, Asumirán su participación en los sucesos de 1934 autentico origen de nuestra guerra civil? Me temo que no. Me temo que seguirán manteniendo la mentira y la tergiversación como sus señas de identidad, me temo que son incapaces de reconocer nada. Se siguen creyendo poseedores de una superioridad moral de la que en verdad carecen.

Me temo que la izquierda española no tiene solución. Vive de esto, del engaño continuado y a pesar de las evidencias, a pesar de las pruebas y a pesar de lo que ya sabemos y conocemos, seguirá en su postura inmovilista y cuartelera contra todo aquel que ose poner en duda su” peculiar” visión de la historia, sin tener en cuenta que historia solo hay una. Lo que si existe son los profesionales de la mentira y el engaño, y en eso la izquierda son maestros. Javier Garcia Isac.

Etiquetas:Javier Garcia Isac