Home

Diario YA

Historial de apuestas deportivas. ¿Cómo surgieron las casas de apuestas?

Desde la antigüedad, las personas hacen apuestas y discuten entre sí sobre el resultado de diferentes eventos
 
Desde la antigüedad, las personas hacen apuestas y discuten entre sí sobre el resultado de diferentes eventos. ¿Lloverá mañana?, ¿podrá el perro galgo adelantar a la yegua?, ¿quién ganará la pelea?, etc. Naturalmente, discutir solo por interés no es tan emocionante, como cuando del resultado de los acontecimientos depende el premio en particular. Poco a poco, así fue que comenzó el desarrollo de la historia de las apuestas deportivas.

Tiempos remotos

 
Con el advenimiento de las primeras monedas de oro y plata, todo se hizo mucho más fácil. Era suficiente con llamar a varios testigos, y la apuesta podía considerarse realizada. Más adelante, las apuestas deportivas ganaron popularidad en la antigua Grecia y Roma. Durante las competencias en el Coliseo, las personas con gran entusiasmo apostaban su dinero al resultado de los diferentes eventos. Entre las filas de espectadores se movían personas especializadas que aceptaban y daban dinero si la apuesta resultaba ganadora.

Se cree que la primera institución, construida específicamente para apuestas deportivas, se construyó alrededor del siglo V a. e. c en Grecia. El edificio en sí no se conserva, pero los arqueólogos pudieron encontrar manuscritos, en los que se describían en detalle las reglas para recibir y devolver los fondos apostados. Casi al mismo tiempo, los indios americanos organizaban con entusiasmo competencias entre las tribus en el juego que ahora se ha convertido en baloncesto. Por cierto, los jugadores realmente trataban de ganar con todas sus fuerzas, ya que el capitán del equipo perdedor generalmente era ejecutado.

Enfoque profesional

Es importante tener en cuenta que el enfoque profesional de las apuestas deportivas es más evidente en la industria de las carreras de caballos. Por supuesto, estas carreras inicialmente se realizaban para mostrar a los compradores los méritos de los caballos y determinar cuál era el mejor de ellos. La primera carrera de caballos documentada se celebró en 1651 en Francia entre dos representantes de la nobleza.

Posteriormente, esta tradición se difundió ampliamente en el Reino Unido. En 1766, el ex palafrenero de uno de los duques locales llamado Richard Tattesol organizó una verdadera subasta en las afueras de Londres. Allí se llevaron a cabo carreras de caballos con la participación de corceles de pura sangre. Los espectadores apostaban con entusiasmo y los compradores potenciales evaluaban la calidad de la mercancía. Es curioso, pero esta subasta igualmente funciona en la actualidad.

Siguiente desarrollo

En realidad, el término "bookmaker" significa literalmente "el que hace anotaciones en el libro". Esto se debe a que las personas responsables de llevar apuestas deportivas, registraban escrupulosamente todas las transacciones en libros especiales. Por cierto, fue precisamente en las carreras de caballos donde apareció por primera vez un suceso llamado handicap o ventaja. Por ejemplo, para dar las mismas oportunidades a diferentes razas de caballos, al corcel más fuerte le colgaban pesas. El rey de Francia, Luis XVI, obligó a colgar carga adicional a todos los caballos extranjeros que participaban en las carreras, para dar una clara ventaja a las razas francesas.

A mediados del siglo XIX, surgió en Inglaterra el concepto de "corredor de apuestas imparcial". Lo implementaron personalidades tan célebres del negocio deportivo como Leviathan Davis y Fred Swindell. Ellos mismos comenzaron más tarde a imprimir el pronóstico de probabilidades para los próximos eventos, que distribuían gratis en las calles de Londres. Estos pronósticos sirvieron como prototipo de los coeficientes modernos para eventos deportivos.

Historia de las apuestas deportivas en Internet

La industria ha cambiado significativamente con el advenimiento de Internet. Si antes tenía que abandonar la casa y caminar hasta la casa de apuestas más cercana, hoy puede hacerlo en cualquier lugar directamente desde su teléfono inteligente. Ya a principios de 2000, era posible encontrar una gran cantidad de casas de apuestas, que tenían sus sitios web en la red y trabajaban en línea sin recesos ni descanso el fin de semana.

Por ejemplo, el sitio de la famosa compañía Mr Green comenzó a funcionar en 2007. Además de otros méritos, la ventaja indiscutible de estos sitios es que las apuestas en www.mrgreen.com/latam/apuestas-deportivas se pueden realizar incluso en vivo durante el partido. En la actualidad hay muchas compañías que trabajan solo a través de Internet, incluso sin tener sus propias oficinas.