Home

Diario YA

I CONGRESO DE MEDICOS CATOLICOS “MEDICINA Y DIGNIDAD HUMANA”

MANIFIESTO
Congresistas de Paraguay y participantes Latinoamericanos, reunidos con motivo del I Congreso Paraguayo de Profesionales de la Salud por la Vida y V Congreso Latinoamericano de Médicos Católicos, con el lema “Medicina y Dignidad Humana”, en el Complejo Marianela, de Atyra, Paraguay, después de largas jornadas de debates y mesas redondas, acordamos que no podemos permanecer indiferentes ante tantos atropellos y amenazas contra la Vida y la Dignidad de la Persona Humana, y por ende de la Familia y la rica Cultura de la Hermandad Latinoamérica. Como lo había afirmado el Papa Juan Pablo II en Rio de Janeiro 1997“centrado en la familia y la vida se lleva a cabo hoy en día la batalla fundamental contra la dignidad del hombre”.
Como conclusión y resumen de estas Jornadas Científicas:
RECONOCEMOS 1. La Vida y la Dignidad de la Persona Humana tienen un valor indisoluble y trascendente, y toda persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios (Génesis 1, 26-28), es merecedor del mayor grado de respeto, consideración y protección del estado y de la sociedad.
2. La educación de los niños y jóvenes, y la promoción y la protección de la salud deben estar integrados, a fin de alcanzar sociedades más equitativas, educadas, y desarrolladas, deseosas de alcanzar el bien común.
DENUNCIAMOS
3. El peligro, que se cierne sobre toda Latinoamérica, del desarrollo de la cultura de la muerte, contraria a la Vida y a la Dignidad de la Persona Humana.
4. La perversa agenda de organismos internacionales de implementar el aborto legal en toda Latinoamérica, que atenta contra toda la humanidad, al atacar con violencia al ser humano más indefenso y necesitado de todas las garantías del estado y de la sociedad.
5. El peligro que se cierne sobre todas las familias con los distintos proyectos de leyes financiados por organismos internacionales.
6. La amenaza de los llamados nuevos modelos de familia, entre ellos la unión igualitaria, y el adoctrinamiento al que pretenden someter a niños y jóvenes sin participación de los padres.
7. El avance de ciertos grupos sobre la conciencia de los médicos, profesionales de la salud y hasta de los valores de muchas instituciones.
ANUNCIAMOS
8. Nuestra firme decisión de cumplir con los valores éticos y morales que rigen en nuestras profesiones.
9. La integración de un frente común, con hermanos de Latinoamérica, para luchar contra aquellos que tienen valores contrarios a la vida, la familia, y a la base cristiana de nuestros pueblos.
10. El inicio de las campañas de información, sensibilización y educación dirigidas a toda la ciudadanía, acerca de estos proyectos que desconocen la dignidad humana, el valor de la vida y la familia
NOS COMPROMETEMOS
11. Trabajar unidos en la promoción de la vida desde la concepción hasta la muerte natural.
12. Fomentar la planificación familiar natural, como un método científico y de carácter ecológico, que respeta y protege la naturaleza humana.
13. Promover los cuidados de la salud centrados en el valor de la persona humana y su dignidad, y desechar todo tipo de terapias desproporcionadas. 14. Impulsar una ecología integral: Humana y Ambiental, e instaurar la bioética social que contemple la injusticia social y la injusticia ambiental.
15. Promover la protección del no nacido, discapacitados, indígenas, ancianos y personas debilitadas de diversa índole.
16. Valorizar y promover los cuidados paliativos como un derecho humano fundamental.
17. Defender la soberanía de nuestros países, ante la multiplicidad de exigencias de organismos internacionales, acerca de temas e ideologías, que atentan contra la moral y principios éticos.
18. Informar a padres de familia, educadores y todo ciudadano de bien el currículo oculto de la Educación Integral de la Sexualidad, que atenta contra la identidad, la pertenencia y la autoestima de los niños y jóvenes.
19. Promover la Educación de la Sexualidad basada en Valores, con el trabajo coordinado con educadores y padres de familia, para alcanzar la formación y el crecimiento de los niños y jóvenes, con bases sólidas en moral, conocimientos y libertades.
Le pedimos fortaleza a Nuestro Señor y nos ponemos bajo el amparo del manto celestial de Nuestra Madre María, madre de la vida y madre nuestra, y la intercesión de la Beata Chiquitunga, para cumplir nuestra misión como laicos comprometidos con nuestra fe. Atyra, Paraguay, 21 de octubre del 2018

Etiquetas:aborto