Home

Diario YA


 

Irán

Jatami se presentará a las elecciones de junio

Redacción Madrid. 8 de febrero. El ex presidente iraní, Mohamed Jatami, anunció hoy su candidatura a las elecciones presidenciales que tendrán lugar el próximo mes de junio, en una decisión que según los analistas le convertirá en el gran rival del actual presidente, Mahmud Ahmadineyad y en la gran alternativa del reformismo iraní.

   Jatami ejerció como presidente desde 1997 a 2005 e impulsó de la iniciativa del Diálogo entre Civilizaciones. Es miembro de la Alianza de Civilizaciones, de tendencia moderada y aperturista, y reconocedor del Holocausto judío.

   "Estoy aquí para anunciar seriamente que tomaré parte en las elecciones como candidato a la presidencia", declaró Jatami en un encuentro con miembros de una iniciativa reformista. "Le hemos convencido y va a presentarse", declaraba minutos antes un aliado político de Jatami.

   Su rival, Ahmadineyad, ha sido objeto de las críticas de los reformistas iraníes tanto por sus fracasos en la política económica --el país arrastra ahora una inflación de casi el 30 por ciento-- e internacional. Los críticos del presidente consideran que su agresiva retórica contra Estados Unidos sobre el programa nuclear de Teherán ha terminado aislando a la república islámica.

   No obstante, el vencedor de las elecciones tiene que recibir el beneplácito del líder supremo de la República, el gran ayatolá Alí Jamenei, quien ha respaldado a Ahmadineyad en más de una ocasión.

   La presencia de Jatami va a polarizar, según la opinión de los expertos, las elecciones presidenciales. Ahmadineyad y Jatami se encuentran en lados opuestos del espectro político iraní. "El presidente representa un ala socialmente conservadora y económicamente populista, mientras que Jatami es más partidario de favorecer las libertades personales y una fuerte sociedad civil dentro de la república Islámica", según expertos consultados por el diario 'The Washington Post'.

   Jatami, clérigo musulmán chií, fue elegido por mayoría en las dos ocasiones en las que se presentó a la presidencia. Además de prometer un aumento de las libertades civiles y políticas, se comprometió a terminar con el aislamiento de Irán en el panorama internacional. No obstante, al término de su administración, muchos de sus partidarios quedaron decepcionados por su incapacidad a la hora de cumplir estas promesas. Sus defensores argumentan que sus iniciativas se vieron bloqueadas por el estamento clerical y por las fuerzas políticas radicales.

   La candidatura de Jatami todavía no es definitiva. El poderosísimo Consejo de los Guardianes, órgano de control del ayatolá Jamenei, debe dar su visto bueno a la participación de Jatami. En 2004, este mismo consejo vetaba a la práctica totalidad de los candidatos moderados afines a Jatami en las elecciones legislativas. Sus escaños fueron otorgados a partidarios del presidente iraní.  

Etiquetas:Irán