Home

Diario YA


 

En el marco del Seminario ‘Información Víctimas y Terrorismo’, organizado por el CEU

Javier Zarzalejos: “El nacionalismo todavía tiene pendiente acabar con la legitimación del terrorismo”

Redacción Madrid. 28 de noviembre.

La sola acción de la violencia terrorista no basta para hacer de la falta de libertad en el País Vasco algo sistémico. Si esto es así, se debe a la acción de una ideología nacionalista basada en el principio de exclusión del discrepante. Esta es la conclusión que se deduce de las palabras del miembro de FAES y secretario general de la Presidencia del Gobierno de 1996 a 2004, Javier Zarzalejos, que ha intervenido en la mesa redonda ‘La falta de libertad en el País Vasco’, dentro del VI Seminario ‘Información, Víctimas y Terrorismo’, organizado por la Fundación Universitaria San Pablo CEU.

“Lo que ha hecho que la violencia se convierta en un mal estructural es el nacionalismo”, ha sentenciado Zarzalejos. A su juicio, quien ha “reciclado” la violencia de ETA es el “nacionalismo étnico crecido sobre el presupuesto de que hay una mitad de la población que no tiene derecho de expresión libre”.

Asimismo, ha denunciado Zarzalejos, el nacionalismo sirve de soporte ideológico a ETA cuando “legitima, contextualiza o explica la existencia de ETA. El nacionalismo –ha añadido- todavía tiene pendiente acabar con la legitimación que hace del terrorismo”. Un nuevo camino que, a juicio de Zarzalejos, era el que intentaba emprender Imaz, y seguramente “por eso dejó de ser secretario general del PNV”, ha comentado

Por otro lado, el que fue estrecho colaborador de la Presidencia durante los gobiernos de Aznar, ha reivindicado el valor de la obra legislativa realizada en aquel tiempo, en alusión, entre otras, a la llamada Ley de Partidos o la que instaba al cumplimiento íntegro de las penas. Zarzalejos ha apelado a ellas porque “aún siguen en pie” a pesar de los “intentos de desmantelamiento”.

Por su parte, la presidenta en funciones del Foro de Ermua, Inmaculada Castilla de Cortázar, ha hecho un muy negativo balance de los años de gobierno de Zapatero, período en el que “ETA ha cosechado cuantiosísimos beneficios”. Según ha expresado, en estos últimos cinco años “hemos visto cómo se condiciona la aplicación de la ley a intereses políticos y han conseguido, con ello, dinamitar el prestigio del Estado”.

En este sentido, Castilla de Cortázar ha calificado de “manifiesto fraude de ley”, el que se permitiera a ETA volver a las instituciones siguiendo punto por punto la conocida “hoja de ruta de Mikel Antza”.

La crisis, ha recalcado Castilla de Cortázar, “está en el Estado de Derecho y no en la AVT o el Foro de Ermua. Nosotros –ha agregado- seguimos siendo los mismos, lo que ha cambiado es el fiscal general del Estado, el ministro de de Justicias y el de Interior”.

Completaba la mesa el empresario vasco Ricardo Benedí, figura significada en la denuncia de las extorsiones sufridas por el sector empresarial. Sobre su actitud personal ha dicho ser “una persona valiente que quiere seguir siéndolo. No quiero ser un mártir, pero sí un referente para mis colegas”. Un entorno, el de los empresarios vascos, en el que “hay mucho miedo y también mucho egoísmo”.

Benedí, en la línea de Zarzalejos, también ha condenado a la coartada que los criminales encuentran en el nacionalismo. “ETA no existiría si el PNV no tuviera esa condescendencia”. Como tampoco ha querido olvidar que la situación vasca sería otra de no ser por la “diáspora vasca. Hay 200.000 vascos que se fueron y que, si estuvieran, el PP tendría unas opciones políticas que hoy no tiene”.

No obstante, y pese a su crítica al PNV, Benedí ha confesado preferir que ganen los nacionalistas antes que el PSE. “Prefiero lo malo conocido. Además, conozco a los socialistas y es para echarse a temblar”. El empresario ha justificado este criterio en su rechazo a las implicaciones morales de la actual política socialista mientras que, por otro lado, el PNV, haga lo haga, “jamás conseguirá que el País Vasco deje de ser España”

El VI Seminario ‘Información Víctimas y Terrorismo’, continúa su actividad el próximo jueves, 4 de noviembre, con una mesa de redonda de víctimas del terrorismo, la segunda que incluye su programa, en la que participarán María del Mar Blanco, José Antonio García Casquero, Cristina Cuesta, Ana Iríbar, Esther Sáenz y María del Carmen Heras.

 

Etiquetas:ETAterrorismo