Home

Diario YA


 

La batidora de vaso: un 'esencial' en las cocinas españolas

Acostumbrados al uso del Túrmix o batidora de mano, las cocineras y cocineros españoles no están muy habituados al uso de la batidora de vaso en sus cocinas de manera habitual.
Las batidoras de vaso o batidoras americanas son más propias, como su nombre indica, de los Estados Unidos, pero cada vez se ve más el uso de la batidora de vaso en España, debido a que esta tiene funciones distintas y complementarias a la batidora de mano.
De hecho, y gracias al boom de los programas de cocina en nuestro país, mucha gente opta cada día por añadir más pequeños electrodomésticos en casa y utilizarlos de un modo habitual. Y esto ha demostrado la absoluta importancia de la batidora de vaso dentro de las tareas cotidianas frente a los fogones.

¿Para qué sirve la batidora de vaso?
Una de las principales ventajas de las batidoras de vaso es su potencia y su diseño. Al tener las cuchillas abajo sobre una base, el motor puede ser mucho más grande y, por tanto, más potente: de este modo, estas batidoras se convierten en el mejor aliado para tareas como picar hielo, licuar elementos para hacer sopas o cremas, etc.
Además, el diseño de la batidora de vaso tiene otra virtud: las cuchillas se sitúan debajo de los alimentos y esto es un punto a favor pues se aprovecha de la fuerza de gravedad para llevar a cabo su función de batir. La comida o los alimentos van 'cayendo' contra las cuchillas hasta que la máquina finaliza su trabajo.
Así, la batidora es especialmente interesante para hacer batidos, cremas frías, purés y otro tipo de productos más bien líquidos que se harían de forma más compleja de otros modos. Pero esto no es todo: las batidoras de vaso permiten montar nata, hacer mayonesas y otro tipo de emulsiones y salsas que se utilizan diariamente en la cocina.
Sin duda, las posibilidades son infinitas y tienen como tope la propia imaginación de los cocineros.

Cuidados y limpieza de la batidora de vaso
Los cuidados y la limpieza de la batidora de vaso son sencillas y rápidas. De hecho, los cuidados son casi inexistentes: son electrodomésticos duros, con una larga vida útil y a los que se les puede dar un uso diario sin problemas.
Respecto a la limpieza, la mayoría de modelos de hoy en día permiten meter el vaso en el lavavajillas, de manera que las molestias causadas son prácticamente inexistentes.
Basta con tratar la batidora de vaso como cualquier otro elemento utilizado diariamente en la cocina. Darle el uso necesario, meterla en el lavavajillas y accionar el programa de limpieza para volver a usarla de nuevo cuando se necesite
 
Todo son ventajas con el uso de este pequeño electrodoméstico que se está haciendo un importante hueco en las cocinas españolas. Cualquier persona que la prueba en alguna de sus recetas comprende la importancia de contar con el potente motor de este aparato, que logra texturas y finaliza procesos de un modo mucho más eficiente que las batidoras de mano o Túrmix tradicionales.