Principal

Diario YA

se “estrenará” cuatro años más tarde, en el verano de 2019

La construcción de la Ciudad de la Justicia de Madrid arrancará en julio del 2015

José Buitrago. La Comunidad de Madrid anunció que la construcción de la Ciudad de la Justicia de Madrid arrancará en julio del año que viene, se “estrenará” cuatro años más tarde, en el verano de 2019, y costará unos 483 millones de euros, que abonará la empresa adjudicataria sin que los Presupuestos regionales queden comprometidos. Precisamente, según aparece publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) se abre a periodo de información pública del proyecto durante un mes y se
prevé que en enero de 2015 se convoque el concurso público.
La Comunidad de Madrid realizará una concesión administrativa a la empresa que resulte adjudicataria por 30 años y pagará un canon de alrededor de 45 millones de euros, que es lo que ahora se abona por el
alquiler y los servicios de las 28 sedes judiciales distribuidas por Madrid. La concesión empezará a contabilizar desde el día que se adjudiquen las obras, que será a partir de julio, y no desde la entrega de las obras, prevista para cuatro años después, como se hace habitualmente, por lo que la Comunidad tendrá cuatro años de carencia y el pago del canon será lineal durante 26 años.
En este sentido, la retribución al concesionario estará condicionada al grado efectivo de disponibilidad y calidad de los servicios prestados. Pasado el periodo de concesión, sin coste para el erario público, los edificios de la Ciudad de la Justicia revertirán en la Comunidad de Madrid: lo que ahora se
paga por un alquiler por sedes dispersas será patrimonio regional en organismos centralizados en una única sede.

La Ciudad de la Justicia de Madrid está ubicada en el Parque de Valdebebas, junto al recinto ferial de IFEMA y a la Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid Barajas. Su entrada en funcionamiento supondrá un
revulsivo para los desarrollos urbanísticos proyectados en las zonas Norte y Este de la capital ya que aportará servicios complementarios como comercios, restauración, zonas ajardinadas abiertas, transportes o parking, de los también se beneficiarán los vecinos y usuarios de estas zonas en las que hay proyectadas más de 100.000 viviendas.

Etiquetas:Madrid