Principal

Diario YA

La coordinadora por la derogación de la Memoria Histórica se opone a la exhumación

Ante el anuncio del Alcalde de Pamplona de la exhumación de los ocho cuerpos enterrados en la Cripta de los Caídos de Pamplona, entre ellos los de los Generales Sanjurjo y Mola: la COORDINADORA POR LA DEROGACIÓN DE LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA, manifiesta su oposición a tal ilegalidad, en apoyo de las familias de los fallecidos, al considerar tal acto administrativo, de producirse, atentatorio a la cultura, a la historia, a la dignidad de los afectados y deudos, a los derechos fundamentales de esas familias y contrarios a una sentencia firme de la Sección Tercera del Tribunal Administrativo de Navarra, de fecha 11 de Febrero de 2008, promovida precisamente por la misma Izquierda Aberzale que, entonces y ahora, proponía demoler el edificio, contraviniendo la ley foral y la nacional.

La llamada Ley de Memoria Histórica tiene difícil encaje constitucional, es totalitaria en su práctica y revanchista en esencia. Deslegitimadora de la verdad histórica, sólo permite un relato falseado de la II República, la Guerra Civil y el Gobierno de Franco, de donde partimos todos. Hoy, al imponer el espíritu de esa Ley, inconcebiblemente no derogada, comprobamos el destrozo de la convivencia, la cultura, la historia y la verdad de un pueblo al que no puede privarse de saber de dónde viene, para comprender a dónde quiere ir.

Por ello, y desde la verdad histórica, defenderemos a los hombres e ideas que hicieron posible, en otra época, no tan lejana, que fuéramos una nación unida y respetada, un pueblo en progreso, dignidad y libertad y cuyo legado no debemos permitir que se destruya. Esos héroes, esos mártires, esas víctimas, que dieron su más preciado bien, su vida por lo que creían, Dios y España, contra la filosofía más degradante que produjo la humanidad: el comunismo. Sépanlo, los familiares de Sanjurjo, Mola y todos los que cayeron por defender sus ideales merecen el máximo respeto y admiración de los beneficiarios de su sacrificio, si queremos ser dignos de ellos.

Etiquetas:Ley Memoria Históricamemoria histórica