Home

Diario YA

La Gallina de Stalin representa a todas " las Galynas " comunistas

Daniel Ponce Alegre.
Pontificia Academia Eclesiástica, de CC. Sociales y Políticas.

Al comienzo de la década de 1930, Stalin, poco antes de ordenar la muerte por inhanición de 7 millones de "rusos blancos" de la región ucraniana (fieles y devotos cristianos: agricultores, propietarios, aristócratas que habían rechazado adoptar la Religión Satánica Comunista o actuar como los judíos y asimilarse) convocó una reunión del Comité.
En un momento dado ordenó que le trajesen una gallina.
En el preciso momento en que le entregaron dicha gallina, éste la cogió rápidamente por el cuello (sin que el animal se percatase de lo que se le venía encima) con una mano, mientras que con la otra empezó a desplumarla pluma a pluma.
La gallina, desesperada por el dolor, intentó escaparse de las manos de Stalin pero no pudo.
Stalin, logró quitarle todas las plumas y con ellas casi la vida entera a la gallina por el sufrimiento causado, la tensión y la sangre que perdió con cada una de las plumas arrancadas.
Entonces, en ese preciso momento, cuando todos estaban atónitos por lo que " el camarada Stalin " estaba haciendo ( a excepción hecha del agricultor que durante todo el año anterior había cuidado con cariño a la gallina y estaba desencajado pero contenido), Stalin dijo:
" Ahora, camaradas, observen lo que va a suceder".
Puso la gallina en el suelo, se alejó de ella sólo un poco y ésta no huyó ante la tensión que la embargaba y el sufrimiento.
Agarró Stalin un puñado de trigo con la mano y todos sus colaboradores observaron asombrados cómo la gallina asustada, dolorida y sangrando corría detrás de aquél, que la tenía agarrada por el cuello minutos antes y le había causado un dolor extremo.
Stalin siguió cogiendo más trigo y echándolo por la sala, y la gallina iba detrás de él y daba vueltas por la sala, y por allá donde Stalín iba. La gallina lo seguía a todos lados.
Entonces, Stalin miró a sus ayudantes y secretarios atónitos y sorprendidos, y les dio la diabólica lección de todo aquello:
" Igual de fácil que se somete a las gallinas, tan estúpidas y necias que no recuerdan el cariño previo, ni el sufrimiento de los que les están arrancando las plumas y con ellas la vida; así de fácil se gobierna a los estúpidos. ¿ Ven cómo me  persigue la gallina a pesar del dolor que le he causado ?.
Así son algunas personas, se convierten en " Galynas " (gallina en ruso es galyna).
Cáen aún más bajo que éste animal pues ya no por comida o trigo sino por el simple hecho de recibir un regalo barato, una casa, un trabajo bien remunerado, una promesa para algún familiar o el no sentirse cómodas hacen lo que haga falta y llegan a prostituir su cuerpo y su espíritu por lo que nosotros deseemos ".
Este siniestro y maligno tirano, Josev Stalin, judío georgiano con formación teológica, espiritual y académica, y que además fue iniciado bajo la Obediencia Judeomasónica de la Gran Logia de Inglaterra ( igual que Roosevelt y Churchill ) y en el activismo político de la Internacional Socialista Sionista, conocía muy bien la psicología humana y social como buen hijo de su  Padre el Diablo.
Los suyos siguen su ejemplo aún hoy y manipulan " a las Galynas".
Desde el Diario Ya, Diario Cristiano Católico, también conocemos las Obras del Maligno " Opus Malignae ", gracias a nuesro Señor Jesucristo y a Dios Padre.
Seguiremos denunciándolas. En especial las de la Judeomasonería Comunista.
En un próximo, Dios mediante, veremos quién me dijo sorprendentemente: " Daniel, nosotros somos comunistas y tú demasiado ruso ".