Principal

Diario YA

 

 

MÚNICH Y SALZBURGO

LA HISTORIA EN EL CORAZÓN DE EUROPA

Múnich, una ciudad cosmopolita con corazón

Coordina: José Buitrago. Considerada la ciudad con mejor calidad de vida de Alemania, Múnich cuenta con una larga e intensa historia a sus espaldas, por ello es uno de los destinos más turísticos y preferidos del país.

Cuna del movimiento nazi tras la mano de Hitler, la capital de Baviera quedó destruida tras la Segunda Guerra Mundial debido a los fuertes bombardeos sufridos. Después de una larga y dura rehabilitación, la ciudad fue perfectamente reconstruida, convirtiéndose en uno de los destinos más turísticos de Europa.

Hoy en día, cuando hablamos de Múnich, nos referimos a un importante centro económico, una ciudad famosa por sus elegantes comercios, flamantes clubes nocturnos y alegres festivales.

Nos encontramos ante una maravillosa ciudad que nos muestra una perfecta combinación entre modernidad y tradición, la cual no pasará de desapercibida entre nuestros destinos favoritos.

Una buena opción y económica para conocer la capital de Baviera es adquiriendo la München City Tour Card, pues por el módico precio de 20,90 euros esta tarjeta te ofrece la posibilidad de utilizar el transporte público de forma ilimitada durante 3 días e incluye descuentos para más de 60 atracciones y lugares de interés de la ciudad.

Al igual que ocurre con el resto de las tarjetas turísticas, es recomendable planear con antelación los lugares que se van a visitar para calcular si será recomendable para vosotros adquirir la München City Tour Card. Si se tiene pensado utilizar el transporte público, en la gran mayoría de los casos va a merecer la pena, como fue nuestro caso.

Otra manera para conocer bien Múnich y sus alrededores es contratando las excursiones a través de una agencia turística con gran experiencia y seriedad como lo es Vive Alemania Tours, una de las más importantes de este sector en Alemania, y eso fue lo que hicimos nosotros a fin de que nos organizaran un buen itinerario de lugares a visitar durante nuestros dos días de estancia.

Vive Alemania Tours tiene como objetivo crear paquetes turísticos a tu medida, siempre con el asesoramiento de su personal altamente capacitado y ofreciéndote los mejores guías en español, los cuales también son perfectos conocedores del idioma alemán, de la cultura y de la historia del país germano.

En nuestro caso pudimos disfrutar de la compañía de estos dos formidables y simpáticos guías: Bertha, con quien realizamos una excelente e interesante excursión por la capital de Baviera durante la mañana, y Felipe, que nos acompañó por la tarde en el famoso tour de la cerveza de Múnich y al día siguiente nos llevó hasta Salzburgo, la ciudad natal de Mozart.

Desde el primer momento que nos pusimos en contacto con Vive Alemania Tours, nos demostraron que su misión era la de brindarnos un servicio integral y personalizado para hacer que nuestro viaje se convirtiera en una experiencia inolvidable. El propio cliente es el que decide a qué hora quiere empezar sus excursiones, algo que realmente es de agradecer.
 
Todo el personal de esta compañía turística nos hizo ver que, más que pensar en su propio negocio, se preocupan en conseguir la satisfacción y diversión de sus clientes durante su estancia. Estos fueron los lugares que visitamos durante dos días con Vive Alemania Tours:

Museo BMW
Con más de medio millón de visitantes al año, nos encontramos ante uno de los museos más visitados de la capital de Baviera. Situado en un característico edificio construido de forma circular y color metalizado imitando al neumático de un coche de competición, el museo de BMW nos enseña la evolución de esta prestigiosa marca a lo largo de la historia a través de sus exposiciones.

El museo nos cuenta la historia de BMW mostrándonos sus avances tecnológicos, la evolución de sus automóviles y una prometedora imagen del futuro. Su edificio futurista brinda a sus visitantes una peculiar entrada en forma de espiral que da acceso a las exposiciones de vehículos, motores, avionetas, turbinas, motocicletas y todo tipo de elementos creados por la compañía alemana.

La visita al museo puede ser complementada con un paseo por el concesionario BMW Welt para ver los últimos modelos de la marca, además de visitar la fábrica para saber cómo se construyen los sueños de muchos de los amantes de esta conocida empresa automovilística.

Allianz Arena
Si no tienes la opción de poder presenciar un partido del Bayern de Múnich, otra buena opción para conocer por dentro el fantástico Allianz Arena y la historia de uno de los clubes más prestigiosos del mundo es la de unirse a uno de sus tours que organizan cada día, tanto en alemán como en inglés.

El conocido como Allianz Arena Tour es un servicio de visitas guiadas proporcionadas por el propio estadio, con varios pases al día excepto en algunos festivos como Navidad, Nochevieja y Año Nuevo y en los días de partido. Sólo hay un tour diario en inglés a la una de la tarde, el resto de visitas guiadas se hacen en alemán.

La duración de la visita al estadio es de una hora aproximadamente y se centra en las principales instalaciones del estadio, como vestuarios, sala de prensa, zona mixta o el propio terreno de juego. El momento inolvidable llegó cuando nos encontrábamos en los túneles de vestuarios y nos sorprendieron con el famoso himno de la Champions League para que simuláramos la entrada al terreno de juego y ver de esta manera cómo lo viven los propios jugadores antes de salir al campo.

Marienplatz
Esta querida y céntrica plaza ha constituido el centro y el corazón de Múnich desde su nacimiento. Originalmente la plaza se llamaba Schrannen, pero fue renombrada como la Plaza de Santa María para pedir a la Virgen que protegiera a la ciudad de la epidemia de cólera que la asediaba.

Marienplatz, la plaza más famosa de Múnich, ha sido también el lugar de celebración de importantes eventos públicos y festejos desde tiempos inmemoriales, ya fueran celebraciones, torneos o ejecuciones. Con el paso de los años, ha conservado su papel como corazón de la ciudad y continúa siendo uno de los puntos más importantes y queridos de la capital de Baviera.

Nos encontramos ante una plaza con un gran significado para la ciudad y con numerosos puntos de interés, como es el caso de la columna de Santa María (Mariensäule), erigida en el centro de la plaza en 1638 en celebración del fin de la invasión sueca. La gran columna se encuentra coronada por una estatua de la Virgen María rodeada por cuatro angelitos que simbolizan las victorias frente a la guerra, la peste, la herejía y el hambre.

También en Marienplatz se encuentra el nuevo y antiguo ayuntamiento de Múnich. El nuevo fue construido en un llamativo estilo neogótico, con posibilidad de subir a lo alto de su torre, mientras que el antiguo cuenta con más de 500 años de antigüedad a sus espaldas, pero conservando su agradable aspecto gótico y un llamativo interior medieval.

Viktualienmarkt
Nos encontramos ante un enorme y colorido mercado de alimentos de 22.000 metros cuadrados, ubicado en el corazón de Múnich, en el que más de 140 vendedores ofrecen fruta, flores, queso y otros productos.

Viktualienmarkt tuvo sus orígenes en Marienplatz, donde los campesinos ofrecían productos frescos y cereales a los ciudadanos. A principios del siglo XIX, cuando este espacio se quedó pequeño, el mercado se trasladó a su ubicación actual, llevándose a cabo las demoliciones de varios edificios para dejarle espacio.

En este interesante mercado encontraréis infinidad de productos de calidad para comer algo rápido y relativamente económico.

Cervecería Hofbräuhaus
Con un origen que se remonta hasta 1589 cuando era la fábrica de cerveza que abastecía a la familia Wittelsbach, la Staatliches Hofbräuhaus es una de las cervecerías más famosas de Múnich.

En 1828 la fábrica de cerveza fue trasladada y la cervecería abrió al público por decreto. La cervecería se convirtió en el centro de la vida pública y política de Múnich, contando con importantes personajes como Lenin como clientes asiduos.

Su importancia como lugar de reunión en el mundo de la política convirtió la cervecería en testigo de importantes acontecimientos como la proclamación de la "República Soviética de Múnich” o del Programa de los 25 puntos por el que pasaría a regirse el partido nazi.

La cervecería quedó completamente destruida durante los bombardeos de 1945 y varios años después, en 1958, se inauguró la construcción actual. Cada día pasan unas 35.000 personas por los enormes salones de la cervecería, que ya se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de la ciudad, especialmente durante la celebración del Oktoberfest.

Alter Hof
Construida en 1255 por el duque Luis II, la Antigua Corte o Alter Hof fue residencia imperial durante el reinado de Luis IV el Bávaro, el primero de los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico perteneciente a la Casa de los Wittelsbach (1328 a 1347).

Sustituida desde finales del siglo XIV por la nueva Residencia real, el Alter Hof fue igualmente sometido a varias reformas desde su creación como una fortaleza medieval.

El complejo de edificios originales fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial, mientras que la reconstrucción y restauración posterior se centró en dos de los edificios, donde encontramos la conocida como Torre del Mono y el Kaiserburg. El resto de construcciones son hoy de estilo contemporáneo, algunas de ellas han sido destinadas a oficinas y unas pocas se han convertido en exclusivas viviendas.

Max Joseph Platz
El boulevard más bonito de la capital bávara, el Maximilianstraße, desemboca en la Plaza de Max Joseph (Max-Joseph-Platz), una plaza colosal en cuyo centro se encuentra el monumento de Maximiliano José I, quien promulgó la primera constitución alemana en 1818 y donde se aprecian en toda su magnitud la grandiosidad y el clasicismo del Teatro Nacional donde se estrenaron varias óperas de Wagner (Tristán e Isolda, Las Walkirias, etc.)

Un lado de esta plaza está flanqueado por un palacio llamado la Residenz, un edificio enorme que perteneció a los Wittelsbach, la familia que gobernó Baviera durante más de 600 años.

Odeonsplatz
Conocida como la Plaza del Odeón debido a la gran sala de conciertos que se ubicaba en el lugar en el momento de su construcción, Odeonsplatz es una atractiva plaza rodeada por majestuosos edificios que fue diseñada como entrada triunfal para la ciudad.

Se trata de una de las principales plazas de Múnich y se encuentra enmarcada por un entorno incomparable. Aquí nos encontraremos con el monumento de Feldherrnhalle, símbolo del honor del ejército bávaro, la Iglesia de los Teatinos, con una imponente fachada amarilla de estilo Rococó, y Hofgarten, el jardín de la Corte de Múnich, ideal para olvidarse del tráfico y el ruido en pleno corazón de la ciudad.

Catedral Frauenkirche
Construida sobre los restos de una antigua basílica romana entre 1468 y 1525, la conocida como Catedral de Nuestra Señora de Múnich es la iglesia más grande de Múnich y uno de los edificios góticos más grandes de Alemania.

La mayor parte del interior del templo quedó destruido durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que resulta bastante simple, pero aún se conservan algunos tesoros como el altar de San Andrés, algunas de las vidrieras, o la tumba del emperador Luis IV de Baviera.

Uno de los detalles más llamativos en el interior es la conocida como “Pisada del Diablo”, una huella que según la leyenda fue dejada por el diablo durante su veloz huida cuando descubrió que había sido engañado por el constructor del templo.

La Catedral Frauenkirche es un templo más sencillo de lo que cabría esperar tanto desde el exterior, como una vez en el interior. A pesar de esto, debido a que es la catedral de la ciudad y se encuentra ubicada en pleno centro, su visita es prácticamente obligatoria.

Tour de la Cerveza
Conocida como la capital mundial de la cerveza, Múnich es una ciudad llena de “Bier Garten” y cervecerías donde el líquido ámbar fluye sin fin. Desde 1516 los alemanes han ido perfeccionando el arte de hacer las mejores cervezas del mundo, pero es su actitud relajada y la tradición de bebérsela lo que hace que los viajeros paren en la capital de Baviera. Siendo el lugar de origen de la cerveza de trigo (Weissbier) y hogar de tantas otras como la Helles, la Bock o la Dunkles, no es de extrañar que se beba más cerveza en esta región que en cualquier otra de Alemania.

Este tour de la cerveza constituye una auténtica aventura de cuatro horas que te lleva a las cervecerías más conocidas y las favoritas de los muniqueses. Gracias a nuestro guía Felipe pudimos descubrir los orígenes de la cerveza, comprobar la importancia de las cervecerías en la historia de Baviera y aprender las tradiciones relacionas con esta bebida.

Durante este tour visitamos la cervecería Agustiner, la más antigua en Múnich, para probar su suave y refrescante cerveza y degustar un queso típico llamado Obatzda. A continuación nos dirigimos a la cervecería Lowenbräukeller, donde también nos deleitamos con su cerveza negra Triumphator y del tradicional asado de cerdo con albóndigas de pan. Nuestro tour finalizó en otra destacada cervecería para degustar la clásica cerveza de trigo Paulaner y el delicioso postre bávaro Kaiserschmarrn, una especie de crepe gruesa y cocinada como "revuelta" en la sartén, que se suele servir con azúcar glas y se acompaña con compota de manzana.

Salzburgo, la ciudad de la música
En nuestro último día por la capital de Baviera decidimos visitar la ciudad austriaca de Salzburgo, nuevamente a través de Vive Alemania Tours, pues se encuentra a tan sólo una hora y 45 minutos en tren desde Múnich. Para esta excursión volvimos a disfrutar de los servicios de nuestro guía Felipe, quien durante el trayecto hasta la ciudad natal de Mozart nos fue contando lo que fue y lo que es actualmente Salzburgo.

Nos encontramos ante la cuarta ciudad más poblada de Austria, con más de 150.000 habitantes. La historia cuenta que el nombre de Salzburgo proviene de las barcas que transportaban sal y debían pagar por ello un impuesto, algo muy común en Europa.

Podríamos decir que Mozart ha marcado su pasado y su presente en esta maravillosa ciudad. Salzburgo atrae a miles de visitantes por sus fuertes vínculos con el músico y, por supuesto, por sus grandes lugares de interés, como las calles donde fue rodada la conocida película “Sonrisas y Lágrimas”.

Envuelta en el majestuoso paisaje de los Alpes y con una mezcla entre lo antiguo y lo moderno,  Salzburgo es una ciudad cargada de encanto capaz de enamorar a todo aquél que la visita.

Por último, también os hablaremos de dónde decidimos alojarnos y de un par de restaurantes que visitamos y disfrutamos durante nuestra estancia por Múnich:

HOTEL STADT ROSENHEIM
Un hogar lejos del hogar. Así se define el Hotel Stadt Rosenheim, un céntrico alojamiento de 4 estrellas con un diseño interior único y un servicio personalizado, unas características que hacen de este hotel único en su clase.

Construido en 1890, el Stadt Rosenheim es un hotel de propiedad familiar que fue meticulosamente reformado en 2010, dedicando una especial atención al diseño único y a la decoración de cada habitación. También se hizo especial hincapié en conseguir una elegante combinación de diseño tradicional y moderno.

Cada habitación es especial porque cada huésped es especial. Esta fusión se ve reflejada en la historia del hotel, que es también una historia del diseño en sí. Para hacer tu estancia lo más cómoda posible, su amable personal estará encantado y predispuesto a ayudarte en todo momento.

Franz Xaver Kroisi, el bisabuelo de los actuales propietarios, compró el edificio en 1895 y desde entonces se le llamaba "Hotel zur Stadt Rosenheim. Después de la Segunda Guerra Mundial, el ejército de los Estados Unidos se apoderó del edificio y lo usó como oficinas entre 1945 y 1955, momento en el que la familia lo volvió a poner en funcionamiento. Desde finales de los años 70, el hotel fue arrendado a un arrendatario durante más de 30 años hasta que en febrero de 2010 la familia se volvió a hacer cargo del hotel y llevó a cabo una renovación completa.

THE BURGER HOUSE
Esta reconocida hamburguesería nos invita a sumergirnos en un mundo de sabor exquisito. Aquí encontraremos una de las  mejores hamburguesas de todo Múnich, a la vez que te enriqueces de su estupendo ambiente y sus y buenas vibraciones.

Para todo el personal de The Burguer House, la calidad de sus hamburguesas es un objetivo prioritario, por ello emplean nada más que carne local 100%. Cada una de sus hamburguesas son inmejorables, al igual que sus salsas caseras y sus ingredientes frescos, una combinación perfecta para dejarte una sensación de sabor sin igual y con ganas de más a unos precios más que razonables.

Con respecto a la oferta gastronómica que ofrece esta encantador lugar, nosotros nos decantamos por degustar tres de sus mejores hamburguesas: Truffel Burger, Chorizo Burger y Blue Cheese Burguer. Sólo podemos deciros que no nos arrepentimos para nada de nuestra elección, pues cada una de ellas suponía una explosión de sabores en nuestro paladar.

Para acompañar estas ricas hamburguesas, decidimos pedir también unos aros de cebolla de la casa y unas patatas fritas con queso y salsa chili. En cuanto a la bebida nos decantamos por una cerveza Erdinger.

HARD ROCK CAFE MÜNCHEN
Inaugurado en 2002 como el segundo Hard Rock Cafe en Alemania y ubicado en el mismo corazón de la ciudad, el Hard Rock Cafe de Múnich ofrece asientos para 254 huéspedes y cuenta con elementos típicos bávaros, además de buena música. Podrás deleitarte con una gran colección de recuerdos que dejaron tanto bandas alemanas como Sportfreunde Stiller como artistas internacionales de la talla de Madonna o Freddie Mercury.

En este emblemático restaurante de más de 300 metros cuadrados podrás disfrutar de platos clásicos americanos como son las tiernas costillas BBQ o las enormes hamburguesas, acompañadas siempre de un buen cóctel. Durante 40 años, el Hard Rock Cafe ha sido sinónimo de acción, entretenimiento y buena comida.

La historia del Hard Rock Cafe se remonta a los años setenta, cuando Eric Clapton –el Dios de la guitarra original- le gustaba comer en este peculiar restaurante americano ubicado en Londres, del cual eran dueños una pareja de jóvenes estadounidenses. Clapton se hizo amigo de los propietarios, y los jóvenes dueños dijeron: "¿Por qué no colgamos en nuestro local su guitarra?" Todos ellos mostraron una gran sonrisa, y Clapton les entregó una guitarra.
Nadie pensó mucho más en ello hasta que una semana más tarde llegó otra guitarra de Gibson Les Paul. Después de eso, las guitarras nunca dejaron de llegar a los Hard Rock Cafe. Hoy en día hay más de 70.000 guitarras, tambores, pianos, armónicas, micrófonos, camisas, pantalones, bufandas, zapatos, letras escritas a mano, coches, motos, autobuses y una variedad de recuerdos del rock se encuentran en las paredes de más de 163 Hard Rock Cafes, hoteles y casinos en 52 países de todo el mundo.

Por último, dar las gracias a todo el equipo de Vive Alemania Tours por brindarnos su apoyo para este reportaje.

Para más información:

VIVE ALEMANIA TOURS (www.vivealemania-tours.com)

MÜNCHEN CITY TOUR CARD (www.citytourcard-muenchen.com)

HOTEL STADT ROSENHEIM (www.hotel-stadt-rosenheim.de)

BURGER HOUSE (www.theburgerhouse.com)

HARD ROCK CAFE MÜNCHEN (www.hardrock.com/cafes/munich)

TEXTO: Jesús Buitrago
FOTOS: Raquel Tejedor

Etiquetas:José BuitragoOcio y turismo