Home

Diario YA

está delante del foco

La Hungria cristiana de Viktor Orban está pagando el precio

Daniel Ponce Alegre. Delegado para Levante de Diplomacia S.XXI. Nuevamente Hungría, la Hungría representada por Viktor Orban, está delante del foco y siendo sometida a una despiadada, y carente de veracidad y rigor intelectual, crítica.
Recordemos que dicha Hungría es la que pidió expresamente que se reconocieran en el Tratado Constitucional Europeo, como parte inherente de nuestra Tradición, las raíces cristianas de Europa, que antes del siglo XVIII, y durante más de 15 siglos, era conocida como La Cristiandad.
Dicha Hungría también es la que está recordando, a modo de vigía y atalaya que advierte del peligro inminente, que la inmigración " descontrolada " que viene hacia Europa la está transformando intencionadamente en algo que nunca ha sido, le está haciendo perder su naturaleza cristiana, que ha sido la generadora de toda nuestra riqueza cultural y filosófica, de nuestras libertades en todo occidente, incluida América, y de nuestra visión de Dios y por lo tanto de nuestra visión del hombre como hermano nuestro, visión que no tiene el islam, pues alá no es padre sino sólo creador.
Vienen en este momento a mi mente las imágenes de una turba de refugiados sirios en la Antigua República Yugoslava de Macedonia, en la frontera con Grecia, que al grito de alá es grande rechazaban las cajas de comida de la Cruz Roja por que tenían la Cruz: son musulmanes lo que viene a nuestros países, sirios o no sirios con pasaporte sirio que en muchos casos son yihadistas o islamistas, valga la redundancia; los sirios durante siglos han sido mayoritariamente cristianos pero huyeron a Jordania y al Líbano, y allí tienen posibilidad de vivir su fe.
Además, jamás un cristiano sirio amenazaría con suicidarse si no atendían sus demandas de llegar hasta Austria y Alemania, como lo han hecho los que se encuentran parados en los trenes de la Estación de Budapest, y desde allí extenderse por el norte de Europa, y a través de Francia al sur de Europa, incluida España.
¿ Por qué no han hecho el recorrido más corto y seguro, sin tener que cruzar el mar con niños y mujeres como hemos visto, y como vemos que hacen frecuentemente otras etnias árabes y musulmanas en otras situaciones como los palestinos o los libios por ejemplo, llegando a Arabia Saudí o a algún otro país " hermano " de la Península Arábiga que tiene un PIB mayor que la propia Alemania y que atendería a los refugiados huidos de la guerra con alimentos procedentes de la media luna roja ?.
Incluso, ¿ por qué no les atiende su " hermana " Turquía y en cambio la dejan de lado y pasan por Grecia, Macedonia y llegan hasta Hungría, sin desviarse ni a la derecha ni a la izquierda en el camino ?.
Algunos dicen que los refugiados sirios responden a la llamada de Alemania pero no llegan a Alemania, no pasan directamente a Alemania y se quedan en ella, pues eso no es posible en una Europa con libertad de movimiento humano.
En todo este operativo desestabilizador y alterador de la naturaleza europea, sólo Viktor Orban, que por cierto también está pagando su estrecha relación con la Rusia cristiana de Vladimir Putin, sólo él abiertamente está avisando del problema que nos viene encima y que sólo nos puede abocar a una Guerra en Europa de proporciones impredecibles, incluso para los responsables satánicos de esta situación.
Olvidan que nada escapa al Único Dios Verdadero ni a su Hijo Jesucristo.

Etiquetas:Daniel Poncehungria