Home

Diario YA

Curso “Trabajo sobre capital: contra toda explotación laboral”

La Iglesia hace mucho más que comedores contra el paro

Redacción Madrid. 15 de abril.

Entre el 16 de abril, Día Contra las Causas de la Esclavitud Infantil, y el 1º de mayo, Día del Trabajo, el Movimiento Cultural Cristiano convoca el curso “Trabajo sobre capital: contra toda explotación laboral” en la Casa Emaús de Torremocha de Jarama.

Este encuentro se celebrará los días 25 y 26 de abril y en se abordarán las diversas formas de explotación de trabajo en el mundo actual, desde la precariedad al paro, de la esclavitud infantil a la inmigración ilegal,… buscando las causas de todas las formas de degradación de la dignidad humana en el trabajo.

El hilo conductor de todas las reflexiones será la enseñanza de Juan Pablo II que en Laborem exercens estableció claramente el principio “Trabajo sobre capital”, tanto frente a la explotación del capitalismo liberal como ante la explotación del capitalismo estatal de los regímenes comunistas.

En las diversas ponencias y mesas redondas va a presentarse la enorme cantidad de experiencias de la Iglesia a lo largo de su historia en la promoción de militantes obreros y en la lucha por la justicia; una tarea  que va mucho más allá de los comedores y otras tareas asistenciales, que afrontando los hechos de la exclusión no buscan erradicar las causas de la explotación, que, como ha recordado Benedicto XVI en ‘Deus caritas est’, son de naturaleza política y exigen un compromiso por cambiar las estructuras como el iniciado por el Movimiento Obrero, desde su experiencia de solidaridad, asociación y lucha moral a favor de un mundo más justo.

El curso dará voz tanto a los parados y emigrantes, como a quienes desde la vida solidaria han puesto en marcha experiencias solidarias que buscan llevar la comunión solidaridad a la economía. Así como a especialistas que desde el derecho laboral y la ciencia económica aporten también una mirada crítica a las justificaciones de la explotación en el actual sistema imperialista. Siempre siguiendo la senda abierta por el apostolado obrero y militantes como el siervo de dios Guillermo Rovirosa, Julián Gómez del Castillo y tantos que dieron su vida a favor de la dignidad del trabajo encarnados en los más pobres.

 

Etiquetas:feiglesiareligión