Principal

Diario YA

 

 

Vivimos la época de mayor ausencia de libertad individual y de pensamiento nunca antes conocido

La imposición de las ideologías de género

Javier Garcia Isac. Es muy posible que España sea el país de Europa donde la imposición de las ideologías de género se esté aplicando con mayor fuerza y fiereza, y donde la represión y persecución de los que pensamos diferente también sea mucho mayor que en los países de nuestro entorno. Nos pensamos que somos libres solo por el hecho de acudir a unas urnas con cierta asiduidad. Nada más lejos de la realidad.

Vivimos la época de mayor ausencia de libertad individual y de pensamiento nunca antes conocido. Se saca del debate determinados pensamientos e ideologías y lo limitamos a lo que los representantes de lo políticamente correcto desean. Nos hacen creer que somos libres cuando en el fondo se está cuartando nuestra libertad de pensamiento centrando el debate en cuestiones menores, pero asumiendo como verdades irrefutables cuestiones que al final serán las que conformen las generaciones venideras. Se exige la persecución, represión e intimidación de aquellos que ponemos de manifiesto una obviedad.

Que los hombres nacen con pene y las mujeres con vulva es un hecho más que constatable que no debería ofender a nadie. Hemos caído en lo absurdo y la paranoia donde lo políticamente correcto es lo menos correcto de una sociedad enferma que necesita tratamiento urgente. Se afirma que el mantener que los hombres nacen con pene y las mujeres con vulva puede ser constitutivo de delito con el agravante de “odio”. Algo debí perderme en su momento. No doy crédito a las distintas tonterías y a los discursos grandilocuentes y vacios de determinadas personalidades atacando a lo obvio. Se inventan vocablos como “Transfobia” cuando sigo sin saber que tiene de fobia el decir obviedades. La fobia que parece estar de moda y que “mola” a lo políticamente correcto donde sin lugar a dudas se encuentra el Partido Popular, es la cristiano fobia.

El PP hace de comparsa de aquellos que insultan y agreden a los católicos. No se inmuta, es mas juega un juego muy peligroso. Piensan que con eso ganan votos, y eso es lo preocupante, el pensar que atacar a los cristianos o católicos, el mofarse de sus creencias mas sagradas pueda reportar votos y apoyos. Y es posible que a corto tengan razón, pero están conformando una sociedad que acabara por pasarles factura. Me dan asco y me repugnan todos aquellos cobardes, melifluos y mediocres que permiten y colaboran en el insulto permanente y menos precio hacia nuestras tradiciones y nuestra historia.

Aquellos que miran a otro lado cuando atacan a nuestros héroes y nuestros muertos, aquellos que se han dejado arrastrar por lo políticamente correcto pensando que esto no va con ellos. Se equivocan, esto va con todos nosotros, también con ellos, aunque ahora sean conniventes con la traición. La maldad no se detiene nunca, a la maldad y la falsedad se la debe plantar cara. Pretenden imponernos por la fuerza ideologías de género de colectivos minoritarios pero que ejercen una gran presión social, donde aquellos que plantamos cara somos calumniados y vilipendiados.

Desean educar a nuestros hijos, decirles no lo que son, si no lo que deben ser. Pretenden decirnos lo que debemos comer, fumar o con quien acostarte, si es de tu mismo sexo mejor, estarás mejor visto y podrás optar a alguna subvención de algún organismo local o autonómico. Pretenden hacernos ver como normal cuestiones que no lo son y quieren encarcelar, perseguir y estigmatizar a todos los que no estamos dispuestos a dejarnos arrastrar por la corriente de lo políticamente correcto. Que no te engañen, los niños tienen pene y las mujeres tienen vulva.

Etiquetas:Javier Garcia Isac