Home

Diario YA

La industria del gambling en España

El gambling es una de las industrias de mayor crecimiento actualmente. El servicio de apuestas online se originó en Antigua y Barbuda en la década de los 90 por la facilidad con la que se podía otorgar licencias. Al día de hoy, está presente en casi todos los países del mundo, incluido España, en donde goza de una increíble popularidad. Esto, por supuesto, se traduce en números y se estima que la industria mueve aproximadamente entre 200 y 700 millones de euros anuales. Es probable que su éxito se deba a la capacidad de adaptación que tiene este negocio. En los últimos años la tecnología ha avanzado en todos los sectores y el gambling ha evolucionado con ella. Juegos como el BlackJack han pasado del casino que todos conocemos al sector online. En multitud de páginas es posible disfrutar de este juego de manera totalmente segura y legal, como https://black-jack.com/. Hoy es posible disfrutar de casinos online desde cualquier dispositivo, desde computadoras de escritorio y tabletas a teléfonos celulares. El año 2011 fue fundamental en el desarrollo del gambling y, tras la sanción de la Ley 13/2011 del 27 de mayo, la industria cambió por completo.
 

Sanción de la Ley 13/2011

La mayor preocupación de cualquier usuario al operar online, en especial si hay uso de dinero mediante, es su seguridad. Hasta el año 2011, la industria del gambling venía desarrollándose en un marco de ilegalidad que no ofrecía protección a los apostadores. Gracias a su crecimiento desmedido surgió la necesidad de garantizar la seguridad de los jugadores y, con ella, la sanción de la Ley 13/2011.

Los primeros casinos autorizados en España comenzaron a operar bajo la supervisión de la Dirección General de Ordenación del Juego, organismo encargado de asegurar el cumplimiento de la ley. A partir de allí, toda persona que quisiera dedicarse a esta industria debía solicitar una licencia y pagar los impuestos correspondientes. En 2014, la ley se amplió para incluir a los casinos online que ofrecen juegos de ruleta, blackjack y tragamonedas.

Política de regulación

En el caso de los casinos online, es indispensable que cuenten con un certificado de la Dirección General de Ordenación del Juego y el sello de Juego Seguro. El organismo revisa periódicamente que cumplan con estos requisitos. Por otra parte, en el sitio web deben indicar que el juego es solo para mayores de 18 años y cuál es su política de privacidad. Asimismo, deben contar con recomendaciones sobre el juego responsable para evitar que los apostadores sufran una ludopatía. En cuanto a la dirección URL, la misma debe comenzar por "https", ya que la "s" indica que es una página segura. Respecto a esto, es indispensable un sistema de encriptación para proteger los datos de los jugadores y evitar el robo de identidad y dinero.

En referencia al juego en sí mismo, es obligatorio que los casinos cuenten con un Generador de Números Aleatorios. Se trata de un programa que, como su nombre lo indica, genera patrones numéricos aleatorios para asegurar un juego justo.