Home

Diario YA

La moda, un concepto cultural

¿Qué tiene la moda que a todos encandila? ¿Por qué nos fascinan los nuevos modelos que los grandes diseñadores crean cada año? Posiblemente, la respuesta esté directamente relacionada con nuestra cultura social, con nuestra forma de pensar y actuar. Y es que la moda se concibe tradicionalmente como una industria que atrapa el sentir de la población, se encarga de idear, materializar y comercializar esas prendas textiles que tienen sentido y un significado cultural determinado y previamente aceptado.
La cultura de la moda representa, de un modo muy específico, todas esas corrientes que de un modo u otro implican una serie de patrones que configuran un comportamiento popular dentro de grupos sociales específicos. La misión es lograr una diferenciación clara con las costumbres de comportamiento de otros grupos de personas.
La moda nos sirve pues para diferenciarnos, y el mejor modo para ello es adaptar las tendencias globales, los diseños de los grandes creadores, al criterio, características, gustos y personalidad de cada cual. Lo ideal es tener una tienda de confianza donde tener la completa seguridad de que se encuentran los últimos diseños y combinarlos a placer.
Tenemos la suerte de encontrar toda la moda en Lyst, una tienda online de referencia para todos aquellos que quieran estar a la última. En Lyst encontrarás la prenda que necesitas: vestidos de Ralph Lauren, zapatos ASOS y Marc Jacobs, también cuentan con gran variedad de complementos, como pendientes Versace o pulseras Tous y estuches de Marc Jacobs.
Hoy en día nadie puede dudar de que el impacto de la moda sobre las personas suele ser temporal, cultural y coyuntural a la naturaleza de ella misma, que produce cambios y evoluciones cada cierto tiempo. Tiempo que viene definido por principios socioeconómicos, más o menos acertados para seguir los cambios de conductas o de pensamiento de las sociedades, que a su vez puedan producir tendencias que la gente puede o no seguir.

Tendencias actuales en la moda
En este 2019 se presenta ante el gran público un nuevo concepto en la moda más actual, el Animal Print en el que resaltan los estampados de leopardo y medias salvajes con más estampados, imitando a la piel de todo tipo de animales, e incluso florales.
Otra tendencia que ya lleva con nosotros un par de años, pero que se niega a dejarnos, cobrando cada vez más fuerza, es la de utilizar ropa deportiva, cómoda pero ceñida, para uso cotidiano, con zapatos deportivos de calidad. En la tienda online The Point, vamos a poder localizar el mejor calzado en este sentido. Aquí encontramos excelentes sneakers Nike para hombre al mejor precio, así que no lo dudes, si buscas calidad y comodidad, las zapatillas Nike te la dan, con un plus de diseño y sofisticación para que sigas esta tendencia cómodamente.
Y es que los botines blancos son tendencia, aunque llegaron el año pasado arrasando, es ahora cuando mejor podemos disfrutar de ellos, desde botas altas hasta las zapatillas Nike que nos ofrece la tienda online reseñada en el párrafo anterior.
Por último, cabe resaltar el fuerte renacer de los trajes de chaqueta en la mujer y los vestidos cortos pasionales y seductores con el color rojo como emblema el animal print, de fondo, dominándolo todo.

Vestir para la ocasión
La moda es un concepto global que definirá las líneas maestras de los diseños para los trajes durante una temporada, algo conceptualmente distinto a lo que ocurre cuando hablamos de eventos concretos, para lo que sí existe un código permanente para vestir, que a su vez debe adaptarse, en la medida de lo posible, a las modas y tendencias.
Existe la etiqueta, con el vestido corto de fiesta como máximo exponente de sofisticación y atrevimiento, aunque en la vestimenta de la mujer también se puede optar por un vestido largo o por piezas separadas. El vestido corto de invitada es perfecto para bodas y eventos de alto nivel, algo que no hay que confundir con un vestido de cocktail con el que podemos demostrar un poco más de libertad en la elección de las prendas, los colores y las combinaciones, sin dejar de lado la elegancia y la clase.
Los vestidos cortos, a modo de conjunto de falda y blusa, son la tendencia en el ámbito del cóctel, sin embargo, para los eventos que tienen lugar en espacios cerrados, los diseñadores recomiendan la falda tubo con blusa de boleros, en contraposición a los lugares abiertos, en los que se prefieren prendas más amplias, vaporosas, con estampados. No olvidemos que el estampado animal es lo que se lleva y siempre será un acierto durante este año.
En cualquier caso, el vestido de madrina debe resaltar sobre cualquier otro vestido de ceremonia, y es que el vestido para una boda no debe considerarse en absoluto un asunto menor. Debemos, en estos casos, buscar cuál es la tendencia con mayor énfasis si cabe, y encontrar la perfecta conjunción entre el estilo que se lleva y el estilo que mejor nos sienta.
Según el protocolo del buen vestir en una madrina, en nuestro país debe ir con vestido largo, si el enlace es religioso puede añadir una mantilla de boda, si es de mañana, o un tocado, si el evento tiene lugar por la tarde. Solo en las llamadas slows wedding, al tener un protocolo más relajado y distendido, las madrinas tendrán más libertad para elegir su propio estilo, aunque el vestido largo siempre prevalecerá, y es que, aunque es un día para lucirse, no se debe arriesgar y nunca se deberá llamar más la atención que la propia protagonista del evento, la novia.
Siempre y en cualquier evento, incluida las bodas, el estilo del traje o vestido que se elija finalmente debe ir acorde entre la moda más actual, la personalidad de quien lo lleva y el tipo de boda que se haya organizado. Como consejo general, deberemos evitar los vestidos clásicos de tres piezas que combinan con chaquetas monocolor, pues se consideran relegadas a las personas mayores y algo obsoletas, alejadas de la moda. Es mejor apostar por diseños más actuales, aunque no estén a la última, también se intentará huir de los vestidos en exceso recargados y con tejidos demasiado sofisticados.