Home

Diario YA

nacido Tom, ahora llamado -o llamada- Conchita

La nueva civilización europea lleva a un transformista a ganar Eurovisión

El dato de que un transformista, nacido Tom, ahora llamado -o llamada- Conchita, con barba y con cuerpo de mujer gane Eurovisión, demuestra la realidad de Europa, alejada de la civilización occidental cristiana, y dominada por el lobby homosexual. El cantante transformista Tom Neuwirth, convertido en Conchita Wurts, ha ganado de forma indiscutible el festival de Eurovisión 2014, representando a Austria, con el tema 'Rise like a phoenix', que obtuvo nada menos que 290 puntos. En la gala celebrada en Copenhague, la representante española, Ruth Lorenzo, quedó en un honroso décimo puesto sobre 26 participantes, con el tema Dancing & the rain, que obtuvo 74 votos, los mismos que Dinamarca. El pódium lo completaron Holanda, segunda a 52 puntos de Austria (con 238) y Suecia, tercera con 218 puntos. El que un transformista Durante las votaciones, España ha recibido la máxima puntuación, los 12 puntos, de Albania. Además, han votado a Ruth Lorenzo Suiza (8), Francia (6 puntos), Irlanda (6), Rumanía (5), Reino Unido (5), Noruega (5), Letonia (4), Israel (4), Lituania (4), Eslovenia (4), Polonia (2), Armenia (2), Estonia (2), Bélgica (2), Ucrania (2) y Alemania (1). Las apuestas incluían a Austria entre las canciones ganadoras y no se equivocaron. La actuación de Conchita Wurst, -- vestida con un ajustado traje de mujer, pelo largo, pero con una poblada barba -- recordaba las bandas sonoras de la saga James Bond, y fue ganando en intensidad hasta meterse en el bolsillo a los miles de ruidosos que presenciaron en directo el festival. Durante las votaciones, Conchita daba las gracias sin parar. "Estoy muy agradecida", ha asegurado la ganadora austriaca muy emocionada. "Este espectáculo está dedicado a todo el mundo que cree en el amor y la libertad. Estamos unidos y somos imparables", ha añadido tras recibir de manos de los presentadores el micrófono de cristal que reciben los ganadores.

Etiquetas:EurovisionFEMENlobby gay