Home

Diario YA


 

¿Cuál es la la razón de ser del CNI?

"La perspectiva de seguridad del CNI es como la parábola del grano de mostaza"

Daniel Ponce Alegre.

Diplomado en Seguridad y Defensa - UNED.

El pasado viernes día 2 de febrero, el Aula Magna " Cardenal García - Gasco " de la Universidad Católica de Valencia se convirtió en Sede de la Jornada: " Víctimas y las nuevas amenazas de seguridad " organizada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo de la Comunidad Valenciana. El Acto, que fue Presidido por el actual Arzobispo de Valencia - Card. Cañizares, dio su apertura con la Oración del Padrenuestro por las víctimas fallecidas y por la Paz, que sólo procede de Jesucristo. La ponencia central estuvo a cargo del Secretario de Estado - Director del Centro Nacional de Inteligencia, Excmo. Sr. D. Félix Sanz Roldán, que pronunció las palabras que sirven de titular para este artículo ante un auditorio dedicado a la seguridad y la defensa desde diferentes perspectivas.

Sanz Roldán, inició su intervención estableciendo con total claridad, cuál es la la razón de ser del CNI: " Proporcionar elementos de juicio al Gobierno de España para la toma de decisiones estratégicas ".

Tras destacar que el CNI, con su trabajo durante el pasado y con la lucha presente contra el terrorismo, tanto el islamista como el de ETA, ( " Ahora la lucha contra ETA es más difícil pues no implica encontrar zulos o desactivar explosivos sino saber qué ha quedado en las mentes de aquellos terroristas " ) honra a las víctimas y trata de darles consuelo y reconocimiento desde su ámbito profesional, pone en el centro de su actividad, como servicio de inteligencia:

La búsqueda de la Verdad, " en la cual convergen la labor del CNI y de la Universidad ", parte esencial de la Comunidad de Inteligencia.

Tal es la importancia del trabajo que desempeña el CNI que " el mejor parámetro para determinar los valores sobre los que se asienta un Estado de Derecho es la forma de operar de sus servicios de información e inteligencia. Los Servicios Secretos no cumplimos con nuestra misión y deber si servimos a una parte o a un grupo de presión, interno o externo, sea cual sea su naturaleza ( económica o ideológica ); estamos al servicio del Gobierno de España ".

Puesto que lo que busca el terrorismo es generar el desconcierto, la inseguridad y la impunidad, " la primera derrota que debe sufrir el terrorismo es no conseguir hacernos sentir inseguros como sociedad ".

Por último, y lo más importante, pues es la manera propia del CNI de abordar la Seguridad Nacional: " El CNI proporciona seguridad en sentido amplio, mucho más allá de la seguridad y defensa que ofrecen las Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Es como la parábola de Jesús del grano de mostaza que siendo insignificante su tamaño, de ella, tras un desarrollo de décadas, crece un árbol recio y que da su fruto ".

La seguridad en sentido amplio en la que trabaja el CNI comprende:

La seguridad que garantiza el suministro energético y del agua en nuestras casas y para nuestras empresas a través de fronteras y mares, y para lo cual hay que conocer las posibles amenazas y riesgos.

La seguridad económica que evite manipulaciones ilegales bursátiles y bancarias, las cuales amenacen o ataquen nuestro poder adquisitivo e independencia.

La seguridad migratoria que implica conocer en origen e " in itinere " los flujos demográficos, sus causas, y  gestionarlos,  prevenirlos o aminorarlos.

Y la seguridad cibernética, que en la actualidad puede afectar a los aspectos anteriores de seguridad y a todos aquellos elementos del Estado que usan el espacio ciber. La mayor prueba de que la preocupación central del CNI en la actualidad es este ámbito de la seguridad es que el próximo documento estratégico que va a sacar el CNI es: " El CNI 2030. De lo analógico a lo digital ".

Desde este Diario, en sintonía con el CNI y comprometido con la Cultura de Defensa, entendemos que en la actualidad el reto de seguridad está en el ámbito ciber, sin dejar de considerar la seguridad analógica y la física, por supuesto.