Home

Diario YA

ciudadanos ¿Competencia del PP o ‘marca blanca’?

La policía chavista “le cae a patadas” al alcalde de Caracas

Luis Losada Pescador. Maduro lo justifica por sus delitos “contra la paz la seguridad y la Constitución”. Traducción: represión estilo castrista de un régimen agotado. La disidencia exige a la OEA que aplique la carta democrática.

El hambre es muy mala, en la intemperie hace mucho frío y con el barril a 50 dólares no hay forma de financiar revoluciones. El régimen chavista -en su versión madurista- se encuentra en estado terminal. ¿Razón? La asfixia financiera. El parné. Cuando está, todo funciona, todo se exculpa, todo se justifica. Cuando falta, todo son pulgas…

El régimen se había acostumbrado a vivir de un barril a 100 dólares con el que financiar infinitas dádivas y bonos sociales. Un ‘oro negro’ que ha servido incluso para “latinoamericanizar” España, según Errejón. Pero eso se ha acabado. El desinfle del crudo ha llegado para quedarse. Maduro lo sabe. Pero la “cleptocracia” –en palabras del Otto Reich, ex subsecretario de América Latina de EEUU- se resiste a abandonar el poder. “Se está configurando un régimen más fascista que democrático”, denuncia el ex vicenciller de Bolivia, Jaime Aparicio Otero.

La agonía del régimen se traduce en represión. El jueves por la tarde cerca de 80 policías del régimen armados con armas de guerra irrumpieron en el despacho del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, como si fuera el terrorista más buscado del planeta. Fue trasladado al Servicio Bolivariano de Inteligencia. “Le cayeron a patadas, le golpearon y le ofendieron; les pedí la autorización judicial y nunca nos la dieron” señala el diputado Richard Blanco, que le acompañaba.

“Se está perfeccionando el sistema de represión de la GESTAPO o la Stasi; el gobierno venezolano no es sino la celestina de las Fuerzas Armadas que son las que verdaderamente gobiernan”, denuncia el ex embajador de Venezuela en la OEA, Diego Arias. ¿Golpe de Estado militar continuado como sostiene la disidente Maria Corina Machado?

Mientras tanto Maduro decide hacer un “Aló presidente” irrumpiendo en todas las televisiones del país e impidiendo que su ciudadanía conozca lo que estaba pasando. ¡Toma libertad de prensa! Tras 5 horas de “discurso” ‘informa’ que el alcalde de Caracas ha sido detenido por orden de la Fiscalía y rendirá cuenta ante la Justicia por sus “graves delitos contra la paz, la seguridad y la Constitución”.

¿Cuáles son las pruebas de tan horribles delitos? Según relata el propio Maduro la prueba fundamental es un manifiesto publicado en ‘El Nacional’ en el que se hace un llamado a los venezolanos para una transición política. Eso para Maduro es un delito que justifica la entrada violenta de la policía política sin orden judicial. “Un secuestro”, en opinión del abogado de Ledesma.

En paralelo, Leopoldo López, denuncia desde la cárcel “torturas y situaciones vergonzosas”. Su mujer Lilian Tintori, señala desde el twitter que su marido ha sido sacado de su celda y dirigido a paradero desconocido.

La brutal represión de la disidencia política es justificada por Maduro como un ejercicio de atajar los movimientos conspiradores.

“Lo sabemos todos: quienes son, dónde se reúnen, cuáles son sus planes, cómo se reúnen en la embajada gringa. Tenemos los videos de los conjurados, pero la Fuerza Armada Bolivariana es la garantía de la patria. Y como me llamo Nicolás Maduro que a la derecha se le va a acabar la doble banda de jugar a golpismo y a la política”

¿Cabe mayor ataque a las libertades políticas? ¿A qué esperan los gobiernos de la región para levantar la voz? Reich denuncia que los presidentes de ALBA y UNASUR (Correa, Morales, Kirchner y muchos miembros del gobierno de Brasil) son “cómplices” de la dictadura venezolana. ¿El resto? “Nadie levanta la voz; es una vergüenza”, añade.

Tan sólo los expresidentes colombianos, panameño y paraguayos, Andrés Pastrana, Ricardo Martinelli y Federico Franco se han posicionado a favor de la libertad y la democracia en Venezuela

¿A qué espera la OEA para aplicar la carta democrática?, ¿quizás a que el régimen detenga a María Corina Machado, la única disidente que de momento se encuentra en libertad? “No tenemos miedo; tengo mi conciencia clara; ¡que vengan!” señalaba este jueves Corina. ¿Hasta cuándo esperará el secretario general de la OEA José Miguel Insulza, para mover ficha? El presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, acusado de narcotráfico, las libertades políticas atropelladas; los medios electrónicos críticos, suspendidos; los supermercados, desabastecidos. ¿Qué más necesita la región para movilizarse?

La plataforma ciudadana CitizenGO ha puesto en marcha una campaña para pedirle a Insulza que convoque con urgencia y aplique la carta democrática a Venezuela. Puede sumarse aquí: http://www.citizengo.org/es/19221-apliquen-carta-democratica-venezuela

El anzuelo del pescador
Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar. Esta es la “latinoamericanización” que pretende Podemos para España. Si el modelo es Syriza, el Podemos griego ha incumplido ya todo su programa con el que se presentó hace unos días a las elecciones. Lo que no puede ser no puede ser y además es imposible, que diría Guerra.
Ciudadanos. Las encuestas le colocan como cuarta fuerza política. El fichaje de Conthe y Garicano lanza un mensaje de seriedad con la que no cuenta Podemos. Es su verdadera alternativa regeneradora. ¿Competencia del PP o ‘marca blanca’? Está por ver. De momento, todo el mundo se ha puesto muy nervioso mientras Sánchez recibe de Felipe lecciones de hombre de Estado: cómo pactar con el PP la ‘gran coalición’. O no…
La clave está en el PSOE. El golpe de autoridad de Sánchez busca salvar los muebles del naufragio. La siguiente asignatura será elegir entre susto o muerte: Podemos o PP. O viceversa. De momento, el ‘podemita’ Luis Alegre, ‘indulta’ a Gabilondo. Dice que “no es casta”. Ambos compartieron la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía ¿Anticipando un pacto en la Comunidad de Madrid?
 

Etiquetas:Luis LosadaNicolás MaduroVenezuela