Home

Diario YA


 

el catedrático de ciencia política dalmacio negro, una de las mayores autoridades de europa, diagnostica los males de la sociedad española y occidental en una entrevista exclusiva

"La presión del Islam está siendo muy beneficiosa"

Rafael Nieto.

Desde su atalaya intelectual y moral, el panorama político y social de España debe verse con mucha preocupación. Quizá por eso inventa una mueca de escepticismo (y de fastidio) cuando le preguntamos por el actual Gobierno socialista de Zapatero. En su opinión, muchos problemas vienen de la Transición, pero también de una infantilización de la población, que lleva irremediablemente a una atroz falta de madurez en la propia política. Dalmacio Negro, Catedrático Emérito de Ciencias Políticas de la Universidad San Pablo CEU, responde a las preguntas de Diario YA en una nueva entrevista de actualidad.

¿Cómo ve el momento político que está viviendo España en estos momentos, con este Gobierno del señor Rodríguez Zapatero?

Creo que es todo un desastre total, que no sabemos hacia dónde va. En lo que discrepo es en que sea el señor Rodríguez Zapatero el problema, Zapatero es un personaje bastante infantil, sus ministros son un insulto a la ciudadanía..., pero el problema es el sistema. Este sistema de la Transición que se hizo muy mal, y que está haciendo aguas por todas partes. Rodríguez Zapatero es un producto de la Transición. La sociedad se ha infantilizado, y él hace una política infantil, que es lo que corresponde.

¿Cuáles fueron los errores más graves que se cometieron en la Transición?

En primer lugar, y ante todo, el constitucionalizar los nacionalismos. Podría haberse hecho bien, pero en la práctica el sistema se ha dedicado a proteger a los nacionalismos, España se ha inundado de propaganda nacionalista, una propaganda absurda porque los nacionalismos en España son una creación que viene de la época de Cánovas del Castillo, que potencia frente al carlismo el nacionalismo vasco [...] Y, por ejemplo, el franquismo, que hizo grandes cosas por el país, potenció la economía y la industrialización del País Vasco y de Cataluña, como las primeras autopistas que se hicieron en esas dos regiones, es decir, que también siguió con la tendencia de proteger al nacionalismo.

¿Qué similitudes y diferencias ve Vd. entre la España de hoy y la de los momentos finales de la Segunda República?

España viene siendo un país de clases medias, que fue una de las grandes cosas que hizo Franco, digan lo que digan, esa clase creció todavía más durante la Transición, pero yo no sé qué pasará ahora con esa clase media, con esta crisis. Veo que el Gobierno sigue derrochando, también los nacionalistas, siguen derrochando a manos llenas en cosas triviales y absurdas, sin que nadie diga nada, no sé a dónde vamos, no sé si quieren arruinar al país para completar algún proyecto, no lo sé.

¿Cómo calificaría Vd. el papel que ha jugado la derecha en España en los últimos 30 años?

Bueno, en primer lugar no ha existido la derecha en España. A mí no me gusta lo de "derechas" e "izquierdas", porque son dos conceptos que vienen de la Revolución Francesa, pero ateniéndonos al cliché más o menos convencional, lo que se implantó en España fue una monarquía social-demócrata, el consenso social-demócrata, que ya estaba más o menos vigente en Europa y se implantó aquí. Entonces, la supuesta derecha española no es más que la derecha del consenso, y la supuesta izquierda española no es más que la izquierda del consenso. El consenso que sustituyó al Movimiento. Y la prueba es que si aparece algún partido que no está en el consenso, inmediatamente se le cuelga el sambenito, diga lo que diga, y se le tilda de ultraderecha.

¿Usted cree que en España hay una democracia?

No, rotundamente no.

¿Por qué razón lo cree?

Porque no hay libertad política. Y no hay libertad política por muchas razones, una de ellas es porque la división de poderes no existe. El poder judicial está en manos del legislativo, el legislativo está al servicio del ejecutivo, no hay división de poderes, algo por otra parte bastante difícil de conseguir dentro del parlamentarismo, que termina siempre falseando la separación de poderes.

¿Piensa que el ascenso de UpD en las últimas elecciones puede romper el bipartidismo, o cree que el bipartidismo está totalmente asentado en España?

Yo..., lo que no sé, en primer lugar, es hasta qué punto UpD no pertenece al consenso. En segundo lugar, UpD lo único que ofrece es, ante este disparate de liquidar la nación, la más antigua de Europa, como se está haciendo, se opone a ello. Pero en lo demás es igual, yo creo que hay muchos votantes que no apoyarían esa opción.

¿Qué riesgo corre Occidente, por culpa del relativismo imperante, de caer en manos del poder islámico, es decir, de que los islamistas puedan controlar Europa?

Yo creo que la presión del Islam está siendo muy beneficiosa. Ahora mismo existe un debate sobre la religión, que en los medios intelectuales estaba abandonada, están apareciendo medios católicos, están apareciendo intelectuales, ciertas resistencias, etc., es decir, la religión está volviendo al primer plano. Además, el Islam no está atacando Europa por ser cristiana, sino por su relativismo, a la degenración moral de las sociedades, y en eso el Islam puede ser una ventaja. El relativismo está muy vivo, y es una cosa sobre todo de los políticos, que llevan el relativismo a los sistemas pedagógicos, a la economía...Los políticos se han convertido en una clase profesional, y están siempre pendientes de la opinión pública, que utilizan para la política diaria. Y sueltan demagógicamente a la opinión pública lo que mejor les parece. El gran problema de Occidente es el de las clases dirigentes. Quizá lo más preocupante ahora sea el auge que puede tomar en manos del presidente actual de Estados Unidos el relativismo, que ya había penetrado allí. Ahora, me parece que el señor Obama ha descubierto como gran panacea la social-democracia europea, casi decadente, ha descubierto el relativismo, y puede hacer que extienda en su país.

Usted que se ha pasado tantos años dando clase a universitarios, ¿qué esperanzas tiene en las nuevas generaciones de cara al futuro?

Mire, la base cultural de una nación es el bachillerato, la enseñanza media. En España se ha venido destruyendo sistemáticamente no sólo la educación primaria, sino sobre todo la enseñanza media. Por tanto, la Universidad termina siendo, y ahora se ve en los planes de Bolonia, un bachillerato para una universidad de gentes que intelectualmente son párvulos, llegan sin saber nada. Hombre, eso no quiere decir que no haya excepciones, la gente joven es sana, pero los veo muy desorientados, sin base cultural ninguna, se les puede influir de cualquier manera...Eso sí, tienen la ventaja de que son muy escépticos, pero ese mismo escepticismo les lleva a que cogen lo que oyen, por los medios de difusión que controla la clase dirigente, y luego reaccionan en función de esos patrones. Yo veo a la juventud sana pero muy infantilizada. Antes se hablaba del Estado paternal, de Estados paternales. Ahora estamos en los Estados maternales.

 

 

Etiquetas:dalmacio negro