Home

Diario YA

La trampa en las tarjetas de crédito (y cómo evitarlo)

El boom de las tarjetas de crédito no para de crecer, cada vez nos ofrecen más comodidades que pueden resultar en un simple engaño para acabar pagando más.
No todas las tarjetas tienen la misma política de transparencia, y aunque anuncien descuentos y ventajas esconden una serie de trampas inadvertidas por la mayoría de los clientes.

Demasiadas tarjetas

Los expertos de Financer España, portal web comparador de tarjetas nos aconseja tener solamente aquellas que utilicemos y cancelar el resto.

Muchos españoles tienen una tarjeta específica para cada uso: puntos para el supermercado, descuentos en gasolina, otra porque es gratis.

Cuantas más tarjetas, mayor será riesgo y estaremos más expuestos en caso de robo. Si bien muchos plásticos incluyen seguro de robo, de viajes y en ocasiones el de seguro vida, tendremos que pasar por el incómodo trámite de cancelación.

Además, cuantas más tarjetas de crédito tengamos mayor será el peligro de sobre endeudamiento.

En el 2017 el nivel de endeudamiento en los hogares españoles creció considerablemente, alcanzando límites que no se veían desde antes del estallido de la crisis.

Las tarjetas de crédito, a pesar de ser uno de los métodos de pago más caros, es uno de los más utilizados en las familias españolas. Quizá sea porque algunas entidades establecen como método predeterminado el pago aplazado.

Las entidades emisoras transparentes deben ofrecer la modalidad de pago a fin de mes sin intereses, además de la modalidad a pagos aplazados.

La página web comparadora de tarjetas nos informa que, si la tarjeta no ofrece pago a final de mes, nos eliminan directamente la opción “barata”.

Igualmente, el equipo de Financer nos recomienda no tener más de 3 tarjetas. Una tarjeta de débito asociada a la cuenta corriente, y dos tarjetas de crédito utilizando una de ellas solo como medida preventiva.

Es aconsejable escoger las tarjetas con más beneficios, pero ante todo que sean gratis. Muchas entidades bancarias ofrecen estos plásticos gratis al asociar la nómina.

Aunque no anuncian tan abiertamente que dejan de ser gratis si no realizas un número de transacciones al año.

Cuidado con los descuentos
No hay que dejarse engañar, muchas tarjetas ofrecen descuentos y bonificaciones, pero sólo cuando se realiza la compra con aplazamiento de pagos. 

El coste del interés a pagar puede superar con creces el descuento obtenido con la bonificación.

Las tarjetas de crédito ofrecen un interés de entre el 22% y 28%, una información que obligatoriamente deben indicar las entidades emisoras de manera transparente.

Aunque la mayoría de las veces es indicada al final de página web y en letra bastante pequeña.

El timo de los regalos
Si una tarjeta regala un viaje o dinero, lee la letra pequeña antes de contratar este producto.

Este tipo de regalos no suelen ser gratis, y la entidad emisora suele recuperarlo realizando un cargo anual por el uso de la tarjeta. Comprueba también el coste por los retiros y las multas por retraso en los pagos.

Las tarjetas con viajes gratuitos o puntos gratis en las compañías aéreas son las que más ponen en uso esta práctica.

Estas son solo algunas de las trampas que debes tener presente antes de contratar cualquier tarjeta de crédito. Lee el contrato y las condiciones antes de cualquier contratación para evitar sorpresas desagradables.