Home

Diario YA

La víbora abertzale se revuelve

La izquierda abertzale realizó hoy un llamamiento a la sociedad para participar el 9 de agosto en una manifestación "más necesaria que nunca en esta coyuntura política" en la que, bajo el lema 'El cambio que necesita Euskal Herria, autonomía y derecho a decidir para los cuatro territorios', se reivindicará "un verdadero cambio político donde se garantice el derecho a decidir que como pueblo nos asiste".

   La portavoz de la izquierda abertzale, Mariné Puello, abogó hoy en San Sebastián junto a Marian Beitialarrangoitia por la unión y el apoyo de "todos los agentes sociales, políticos y sindicales de este país" para "superar la muralla constitucional" y, así, conseguir "un cambio de marco para que Euskal Herria sea dueña de su futuro y pueda subsistir como pueblo".

   A su juicio, hay que "levantar el tope constitucional que habilita la partición, la negación y el sometimiento", ya que "el actual marco jurídico-político no asegura la libre determinación y la subsistencia de Euskal Herria como pueblo". Para ello, la izquierda abertzale considera que "sólo existe una opción; articular un verdadero cambio político que recoja el derecho a decidir y el derecho a la territorialidad".

   De esta manera, y en referencia a los recursos de inconstitucionalidad contra la ley de consulta de Ibarretxe, Puello insistió en que el PNV "no puede decir que la suspensión constituye una ataque a la autonomía y al autogobierno, porque el PSOE lo único que ha hecho es utilizar los instrumentos de este marco autonómico constitucional, las reglas el campo de juego que el PNV pactó con el estado español hace más de 30 años a cambio de hacerse con la gestión de la Comunidad Autónoma Vasca".

   En este sentido, criticó que "el PNV sigue arrodillado por unas migajas de pan", cuando "una vez más, ha quedado de manifiesto que la palabra y la decisión de la ciudadanía vasca no tiene cabida en la carta magna española".

   "Hemos visto como el Estado español se ha desnudado una vez más, ha quedado de manifiesto su carácter fascista e impositivo, y, por otro lado, la sumisión y la incapacidad del actual marco jurídico para atender las legitimas aspiraciones del pueblo vasco", concluyó.

Etiquetas:ETAPaís Vasco