Home

Diario YA

Las opiniones de Santa Lucia te convencerán: un seguro de decesos merece la pena

Un fallecimiento cuesta mucho dinero en España. Entre los gastos más frecuentes que se dan cuando llega un entierro está el ataúd, la incineración, la mortaja, el velatorio y el coche fúnebre. Estos y los demás que conlleva no son precisamente baratos.
Aunque los precios variarán en cada caso, el coste de un entierro puede estar en torno a los 4.500 euros, según la zona o ciudad de la que se trate. En algunos casos esta cantidad puede aumentar hasta los 16.000 euros.
Por las opiniones de Santa Lucia, un seguro de decesos es una gran opción
De ahí la importancia de contar con un seguro de decesos. Pero ya se sabe que existen muchos seguros en el mercado, entonces, ¿cómo escoger la mejor opción? Hoy en día contamos con una herramienta poderosa de la que no disponíamos antes: Internet. En la red podemos buscar las reseñas que dejan otros usuarios. Las opiniones Santa Lucia decesos, por ejemplo, dejan ver que esta compañía tiene unas coberturas muy interesantes y a un precio asequible.

 

¿Qué gastos tiene un entierro?
Desglosando un poco las cuestiones que vimos líneas atrás, el precio medio de un ataúd puede ser de unos 700 u 800 euros, en función de su precio y su calidad. Por otro lado, en el traslado del coche fúnebre se pueden invertir unos 500 euros, y se trata además de un servicio de carácter obligatorio.
El coste de la lápida variará según su material, calidad y decorado, pero puede tener un precio de unos 500 euros aproximadamente. Alquilar el nicho puede costar entre 150 y 500 euros por año, y hay que tener en cuenta también las tasas y certificados, que estarán en unos 150 euros.

Otros gastos a tener en cuenta
Hay además otros gastos adicionales a tener presentes que aunque no son obligatorios, se suelen realizar por cuestión de tradición, como son los recordatorios, las flores y las esquelas. Cada unidad de recordatorio puede costar unos 0,80 euros; las flores dependerán de la temporada y el tipo que se desee, pero pueden estar entre 50 y 1000 euros; y las esquelas cuestan entre 400 y 500 euros, aunque esto depende del medio donde se publique y del tamaño en el caso de prensa escrita, y algunas pueden llegar a superar los 1000 euros. Y por si todo esto fuera poco, estos gastos pueden verse incrementados por la subida del IVA y por el aumento en la demanda.
Tal como indicábamos antes, la mejor solución es contratar un seguro de decesos, ya que este cubrirá la totalidad del servicio funerario elegido. Se contrata anualmente, y puede contratarse en las condiciones que mejor se adapten a la situación, teniendo en cuenta aspectos como dónde se reside o dónde se prestará el servicio funerario, la edad de la persona asegurada o el tipo de servicio funerario que quiere.
 Los seguros de decesos se encuentran entre los más antiguos en nuestro país, y es un seguro que solo se comercializa en España. Unos 20 millones de españoles han tomado la decisión de contratar un seguro de este tipo, para no tener que preocuparse por los trámites propios del fallecimiento.